El calor no quitó ayer las ganas de conocer el nuevo recinto de esparcimiento canino del Parque Infanta Elena. Con más de 5.000 metros cuadrados, este parque de ocio para perros alberga columpios, rampas, toboganes, y otros juegos, para que las mascotas juegen, corran y hagan deporte. La fiesta de inauguración de este nuevo espacio en el Parque Infante Elena no defraudó. Desde las 20.00 horas los asistentes disfrutaron de varias actividades y exhibiciones. El delegado del Distrito Este-Alcosa-Torreblanca, Ignacio Flores, abrió el evento agradeciendo «la gran participación», que superó las expectativas, más de 300 perros estuvieron la tarde del jueves jugando y disfrutando de «su nuevo parque».

La asociación de bomberos SOS Ayuda Sin Fronteras estuvo presente en el acto. Javier Sanabria, voluntario de la entidad, explicó el trabajo de enseñanza a perros para el rescate y para el apoyo y compañía de personas con discapacidad y en la tercera edad. Este tipo de «trabajo canino» sorprendió a los vecinos y vecinas asisitentes que conocieron de primera mano la labor de estos perros en geriátricos «donde  los voluntarios estimulan aspectos cognitivos de los ancianos, y también de personas con sordoceguera, donde los perros son un instrumento para potenciar su relación con el mundo, algo difícil pero que poco a poco se van viendo los cambios y mejoras».

Otra sorpresa de la tarde fue la demostración de habilidad de «Chester», un border collie que es el quinto del mundo en «disc-dog» -atrapar el frisbee mediante saltos-. Juan, el dueño, dijo orgulloso que «algunos ya le llaman superman porque parece que en vez de saltar, vuela». Tras el juego libre en la zona canina, llegó el turno del concurso de Mister y Miss Guau. En torno a 50 perros, en categoría femenina y masculina participaron, llevándose el premio de productos «Royal Canin» y otros regalos.

Lo más escuchado de la noche fueron los mensajes similares de los dueños: «es mi mejor amigo», «la abandonaron y yo la cuidé, ahora somos inseparables», «es uno más en la familia», «hay que velar y proteger a los animales ante los abusos», «me da ánimo y cariño» y lo que muchos niños decían sobres sus mascotas, «mi perro es el más bonito de todos».

El director del Parque Infanta Elena, Ramón Bulnes, manifestó su «satisfacción por el éxito de esta inauguración, al tratarse de la primera zona canina en un parque de este distrito». Por ello, tras ver la gran afluencia de público y «el cariño con que lo acogieron, estamos estudiando abrir otra zona similar en el Parque Tamarguillo próximamente».