Izquierda Unida (IU) elevará al Pleno del Distrito Este-Torreblanca-Alcosa de este jueves una moción para que se le dedique una rotonda de esta zona de Sevilla al recientemente fallecido Nelson Mandela; concretamente, IU propone que se otorgue su nombre el espacio ubicado en la confluencia de la avenida Emilio Lemos y las calles Periodista José Antonio Garmendia, Taiwán y Capellán Leonardo del Castillo.

Con esta iniciativa la federación de izquierdas pretende reconocer la figura del ex presidente sudafricano y Nobel de la Paz, al tratarse de «uno de los referentes políticos más sólidos y mundialmente admirados por su incansable lucha contra el racismo y en favor de la libertad, la justicia social y la igualdad».

«Nuestro objetivo es que un personaje histórico de la talla de Mandela esté presente en nuestra ciudad y que su legado no sólo no caiga en el olvido, sino que sirva de ejemplo para las generaciones futuras». Con estas palabras ha defendido la portavoz adjunta de IU en el Ayuntamiento, Josefa Medrano, la moción que su fuerza política ha registrado ante la Junta Municipal de Este-Torreblanca-Alcosa.

Para la concejal de Izquierda Unida, no cabe duda de que Nelson Mandela fue un revolucionario que consiguió materializar en Sudáfrica y hacer realidad antes que nadie el sí, se puede. Y lo logró «con naturalidad, sencillez y sin dobleces, al pelear por aquello en lo que creía con convicción». «Su trayectoria nos demuestra en la práctica, como él bien dijo, que el coraje no es la ausencia de miedo, sino el triunfo sobre él, porque el valiente no es quien no tiene miedo, sino aquel que lo conquista», ha remarcado.

Según Medrano, «la historia de Mandela es la demostración de que existen causas por las que merece la pena dar la batalla hasta el último momento» y «su ejemplo de integridad y perseverancia» -ha subrayado- se hace muy necesario «en estos tiempos en que nos quieren arrebatar tantos derechos y libertades y en que los poderosos han decidido que les estorba la democracia».

Por todo ello, IU considera que Sevilla debe seguir los pasos de otras ciudades españolas y honrar con un lugar en el callejero la memoria de quien representó la lucha contra el régimen del apartheid en Sudáfrica y de quien, tras muchos años de clandestinidad, persecución política y encarcelamiento, se convirtió en símbolo supremo de la resistencia, la reconciliación y la dignidad.