El Parque Infanta Elena es uno de los puntos fuertes del Plan de Poda del Servicio de Parques y Jardines del Ayuntamiento de Sevilla. Este espacio no solo será objeto de los trabajos comunes a otros parques de la ciudad sino que además el Infanta Elena conllevará la ejecución de un proyecto de ordenación forestal.

El Servicio de Parques y Jardines del Ayuntamiento de Sevilla ha comenzado su Plan de Poda en el que se han invertido 550.000 euros y que se prevé finalice el 31 de diciembre. Uno de los platos fuertes de este Plan es el Parque Infanta Elena perteneciente al Distrito Este-Alcosa-Torreblanca. En él se realizarán tareas de tareas de desbroce de malas hierbas, eliminación de árboles secos, plantaciones de nuevos ejemplares y, sustitución del mobiliario en mal estado, entre otras.

Al margen de estos trabajos comunes, se va a dispensar una atención pormenorizada a los problemas concretos existentes en cada uno de los parques o zonas de actuación, que permita la puesta a punto de caminos, entradas a los parques, accesos a áreas de juego, estanques, redes de riego, vallas perimetrales, pequeños mobiliario urbano, etc.

Pero Además de esas funciones, que se desarrollaran en varios parques de la ciudad, el tratamiento que se va a aplicar sobre el Parque Infanta Elena va más allá. Los trabajos en este espacio conllevarán la ejecución de un proyecto de ordenación forestal que permita evaluar y planificar todas las actuaciones selvícolas a un plazo de 10 años, de forma que estas masas se conduzcan hacia su óptimo estado ecológico.

En el Infanta Elena aún no se han comenzado los trabajos, aunque se prevé que comiencen lo antes posible. El mantenimiento, la poda, las mejoras en las instalaciones y el proyecto de ordenación forestal responden a las peticiones de los vecinos y a un notorio interés del Ayuntamiento por que los vecinos disfruten al completo de las zonas verdes de su Distrito.