Además de nuevas atracciones para los más pequeños, adaptaciones para las familias y nuevas actividades de animación, Aquópolis se ha convertido en una alternativa anticrisis a las altas temperaturas sevillanas y es que aquellos que este año no pueden permitirse salir de la capital para refrescar sus vacaciones, encuentran en el parque acuático su mejor opción.

«Seguimos reforzando el parque y volcando nuestros esfuerzos en crear el mejor ambiente» explica José Alberto Castro, gerente de Aquópolis. Esfuerzos que se han hecho evidentes en las zonas infantiles «el año pasado inauguramos el Mini Park para los más pequeños y este año hemos metido una atracción nueva que es un dragón, un hipopótamo y un cocodrilo que en la boca tienen un tobogán» todo ello para los más pequeños y ofreciendo la mejor comodidad para los padres que no quieren perder ojo del disfrute de sus hijos «hemos colocado justo a la orilla de la atracción una zona de sombra con tumbonas para que los padres puedan estar cómodos, tomando un helado o un refresco y no dejen de estar pendientes de sus hijos».

Pensando en la familia, también se han incorporado nuevas actividades de animación «el Aquagym que estrenamos el año pasado, este año lo hemos enfocado también para los niños. Además tenemos la ludoteca infantil y cuentacuentos en inglés de la mano de Helen Doron». Pero no todo es para los más pequeños, público de todas las edades pueden disfrutar de las atracciones, de las actividades en el agua y de los pasacalles «un ambiente hawaiano, de playa de diversión».

Con este plantel es normal que las visitas, a pesar de la crisis, no solo se mantengan sino que se prevé un aumento de las mismas. Pero las 3.000 visitas semanales que registra el parque también son fruto de una oferta para todos los bolsillos que convierte al parque en la alternativa perfecta a las vacaciones en casa, «nos están tomando como un buen plan anticrisis, los lunes y los viernes el precio es de 15,90 y se han multiplicado las visitas esos días en un 200%, además las empresas colaboradoras ofrecen grandes descuentos y eso sumado con nuestras promociones periódicas nos convierten en un buen plan anticrisis».

Y no solo ofrecen una gran opción para que todos puedan disfrutar de un buen verano sin hacer mella en su economía, sino que también ayudan a los más desfavorecidos con iniciativas como las de este sábado con la que los visitantes que lleven dos kilos de alimentos se beneficiarán de casi un 40% de descuento (precio de la entrada 13,95€) gracias a la colaboración con los más necesitados, ya que los alimentos donados irán destinados a Cáritas.

Ganas de mejorar y de crecer que requieren un duro trabajo «durante todo el año». Trabajo que cuenta con la colaboración del distrito Este-Alcosa-Torreblanca, «nos sentimos en deuda con ellos, se han volcado con todo lo que hemos necesitado, el perímetro de alrededor que estaba en abandono lo han adecentado, además se han preocupado en que estemos bien atendidos y que la policía este muy pendiente de la seguridad del parque».