SurMueble, la feria del mueble que se iba a celebrar el fin de semana del 20 al 23 de febrero se aplaza a septiembre por falta de expositores. Representantes, fabricantes y firmas lamentan la cancelación temporal del evento por las pérdidas económicas que supone para los que ya tenían todo planificado.

José Luis Sánchez es representante en Jerez y llevaba semanas preparando Surmueble, «preparar el expositor, la fabricación de modelos nuevos para la feria, es un evento que mueve mucho dinero y beneficia a hoteles, restaurantes y vecinos», en definitiva, negociaciones y movimientos económicos que ahora se ven frustrados. «Se supone que la feria es para fomentar la economía y con esto no solo no se fomenta sino que además se perjudica».

Junto con otros compañeros de toda Andalucía, José Luis no tira la toalla, no quiere que sus esfuerzos durante este tiempo caigan en saco roto y, sobre todo, no quiere que esta oportunidad se convierta en una brecha más en la economía de todas las entidades implicadas en la feria. «Entre todos queremos plantear al Palacio y a los organizadores que si el problema es que no hay expositores suficientes para cubrir gastos, los que sí estamos podemos ponerlo al costo, cubrir los gastos de luz y agua y seguir adelante con la exposición».

Queda una semana para conseguir revocar esta decisión, una semana en la que José Luis Sánchez junto todos los compañeros participantes en SurMueble van a negociar hasta el último momento para que la feria se celebre en su fecha porque consideran que «para tener el Palacio cerrado todo el fin de semana, aunque seamos menos de los esperados al menos se desarrolla una actividad que beneficia a muchos».