El proyecto para la restauración y acondicionamiento ambiental de las zonas colindantes con el arroyo Ranillas ya ha salido a licitación por parte de la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir, organismo dependiente del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente. El Diario Oficial de la Unión Europea (DOUE) ha publicado hoy la licitación por un importe de 7,6 millones de euros, confirmando el anuncio que realizaron el alcalde, Juan Ignacio Zoido, y el presidente de la CHG, Manuel Romero, durante una visita a la zona el pasado día 13. El plazo previsto de ejecución para esta actuación, que se financiará en un 80% por la CHG mediante fondos Feder y en un 20% por el Ayuntamiento de Sevilla, es de 14 meses. Esta actuación contempla el acondicionamiento ambiental de las riberas del arroyo Ranillas, en un tramo de 2.320 metros entre la calle Taiwán y la pasarela que cruza el encauzamiento a la altura del parque Infanta Elena, y el acondicionamiento de la zona situada junto al Parque Infanta Elena, una zona de casi 11 hectáreas, que se acondicionarán para los usos y criterios establecidos en el PGOU.

En las riberas del arroyo Ranillas se va a construir una gran alameda peatonal en ambas márgenes, formada por un paseo central de adoquín y zonas verdes a ambos lados del mismo, potenciando la vegetación existente y plantando nuevas especies. Igualmente, se van a realizar 2.506 metros de carril bici, que se completarán con 890 metros más de carril bici, que discurrirá desde la calle India por el acerado de la avenida de la República China para conectar el carril bici proyectado con el parque Tamarguillo.

Además, se va a reforzar la estructura que cubre el canal, que es utilizada para cruzar de un lado al otro del barrio. En ella, se van a crear plazas recreativas y de ocio y tres nuevos pasos peatonales. Del mismo modo, se van a acondicionar las tres pasarelas ya existentes, dos de ellas sobre el encauzamiento, y una tercera sobre la vía del ferrocarril.

Respecto a la zona situada junto al Parque Elena, se van a habilitar parcelas destinadas a equipamientos deportivos y otras para huertos familiares, además de potenciar la vegetación con la mejora de las especies ya existentes y la plantación de nuevos árboles. Esta obra no sólo permitirá a la ciudad contar con una amplísima zona verde más, destinada para el recreo, el ocio y el esparcimiento, sino que contribuirá de una manera decisiva a vertebrar los barrios de la zona, puesto que ahora este espacio separa Sevilla Este del Parque Alcosa y dificulta su interconexión.

En este sentido, también es muy relevante la creación de un paso de conexión entre La Doctora y Palmete. Esta actuación, unida a las labores de limpieza, adecentamiento y mejoras que se van a llevar a cabo dentro del proyecto, dará respuesta a las peticiones de los vecinos para la zona.