Después de treinta años desde el primer anuncio de reforma en el canal de La Ranilla, esta mañana el alcalde Juan Ignacio Zoido ha comunicado a los vecinos de Parque Alcosa y Sevilla Este que ya se ha conseguido el presupuesto necesario y «no hay marcha atrás». Con un coste de 7.600.000 euros, el cumplimiento de este compromiso derribará la «barrera artificial» que desde años inmemoriales existe entre ambos barrios del distrito Este.

A las once de la mañana se reunían en el canal de La Ranilla, el alcalde de Sevilla, Juan Ignacio Zoido, el delegado de Urbanismo, Maximiliano Vílchez, el delegado del distrito Este-Alcosa-Torreblanca, Ignacio Flores, el presidente de la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir, Manuel Romero, el presidente de la asociación de intercomunidades de Alcosa, Ricardo Molinero y representantes de hasta catorce entidades del distrito. El motivo era la puesta en marcha de la reforma del canal de La Ranilla.

Agradecido a las entidades por «mostrarme que ésta era una prioridad para el barrio y por su permanente insistencia para que este proyecto se llevase a cabo», el alcalde de Sevilla, ha admitido que «es un proyecto que tiene un coste de 7.600.000 euros, un dinero que no tiene el Ayuntamiento, que en todo este tiempo hemos estado buscando y que, finalmente, hay que agradecer al gobierno central la dotación de esta cantidad».

Esta inversión irá destinada a una actuación «ambiciosa» que abarcará casi tres kilómetros en los que se construirá un paseo central de adoquines que a sus laterales contará con carril bici, que conectará hasta el parque tamarguillo, y zonas verdes habilitadas para disfrute de los vecinos. Además en este proyecto se incluyen 11 hectáreas de la zona oeste del parque Infanta Elena, que serán repobladas y reestructuradas para que, de ellas, cuatro vayan destinadas a instalaciones deportivas y una y media se conviertan en huertos familiares. Este proyecto además abarca la conexión de La Doctora y Palmete, también a través de este canal que se vestirá de nuevo.

Actualmente el canal se encuentra en un estado deplorable, el asfalto levantado, los laterales son bosques en miniatura y pises por donde pises hay una alfombra de cristales repartida por todo el canal. Esta es la razón por la que «los vecinos llevamos 30 años esperando a que esto se arregle» comentaba una de las asistentes, opinión que secundaba Ricardo Molinero que durante el acto apuntaba «una falta de comunicación entre Sevilla Este y Alcosa que es más que necesaria, que este canal debería ser un punto de unión y no de separación y, por fin tras treinta años, vamos a tenerlo».

El presidente de la Confederación hablaba de fechas y apuntaba que en los próximos días «comenzará el proceso de licitación que, para que todo esté de acuerdo a la legislación, durará unos meses por lo que esperamos que para primavera de 2014 se comiencen las obras». Obras en las que Molinero ha pedido que participen vecinos de la zona para «paliar la tasa de paro que hay en estos barrios», petición a la que el alcalde ha respondido inmediatamente y le ha solicitado a Romero que la tenga muy en cuenta a la hora de comenzar la reforma.