En 2011 el aeropuerto de San Pablo ha atendido casi un centenar de «vuelos ambulancia», de los que más de un 80% han sido usados para el traslado de órganos y equipos médicos en la realización de trasplantes. Tanto ciudades nacionales como internacionales, se han beneficiado del protocolo de emergencia del aeródromo sevillano.

El Aeropuerto de Sevilla atendió durante el año pasado 85 vuelos, comprendiendo llegadas y salidas, relacionados con emergencias hospitalarias. Todas las conexiones fueron con diferentes ciudades del territorio nacional, aunque también las hubo con Nottingham y Oporto.

Especialmente llamativa resultó la proporción de los movimientos para el traslado de órganos y de equipos médicos implicados en la realización de trasplantes. Y es que, de todos los vuelos «ambulancia» registrados, 66 se enmarcaron en ese grupo, lo que equivale a casi 8 de cada 10.

Alrededor del 16% de las operaciones se dieron fuera del horario operativo del aeropuerto, de modo que hubo que activar el procedimiento especial establecido para el uso de las instalaciones cuando se producen vuelos hospital en esas circunstancias. Gracias a ello, se garantiza la asistencia de estos vuelos las 24 horas de los 365 días del año.

Esta práctica pone de relieve el compromiso de Aena Aeropuertos con la atención a los vuelos ‘ambulancia’, disponiendo los recursos necesarios para que sean factibles y asumiendo la enorme importancia que tienen los tiempos en las intervenciones relacionadas con trasplantes, el avión es el medio más rápido para el traslado de órganos y equipos médicos.