El aeropuerto de Sevilla atendió durante 2012 a 15.400 personas con movilidad reducida (PMR), de modo que los agentes especializados que prestan este servicio dieron apoyo a una media diaria de 42 pasajeros.

Por categorías, el grueso de las asistencias prestadas el año pasado fue a viajeros que tenían problemas para recorrer largas distancias en su tránsito entre el edificio terminal y el avión (70%).

También resultó significativa la ayuda facilitada a usuarios cuyas posibilidades de caminar eran nulas o casi nulas, por lo que necesitaron acompañamiento en todo su itinerario y acomodo en la aeronave (9,5%).

Similar resultó la proporción de viajeros atendidos, porque además de no poder hacer largos desplazamientos, estaban imposibilitados para subir o bajar escaleras (7,2%). Por último, el 5% de las PMR asistidas eran invidentes totales o parciales, mientras que el resto fueron grupos con una presencia algo menor.

Las encuestas de calidad otorgan una importante valoración a la atención a PMR en el aeropuerto de Sevilla, con 4,94 puntos sobre un total de 5. Esta calificación supuso en 2012 una mejoría respecto a 2011, cuando fue de 4,90.

El servicio «Sin Barreras» ha tenido una importante proyección desde que el 26 de julio de 2008 se pusiera en marcha, coincidiendo con la entrada en vigor del reglamento comunitario que regula los derechos de estas personas en el transporte aéreo.

Dicho servicio ha sido desarrollado por Aena Aeropuertos en colaboración con el Comité Español de Representantes de Personas con Discapacidad (Cermi). Todos los aeropuertos de la red disponen hoy de puntos de encuentro señalizados dentro y fuera de los edificios terminales, en los que los pasajeros pueden comunicarse con los agentes e iniciar su itinerario con la asistencia necesaria.