El delegado de Urbanismo, Maximiliano Vílchez, ha señalado que «la política de vivienda es, después de la de empleo, la máxima prioridad del Ayuntamiento actual. Una prueba evidente es que Juan Ignacio Zoido ha sido el primer alcalde en manifestar públicamente que no se iba a producir ningún desahucio por cuestiones de carácter económico y de hecho  no se ha llevado a cabo ninguno, a diferencia de lo que está haciendo la Junta de Andalucía con su empresa pública EPSA, que continuamente está llevando a cabo desahucios».

Maximiliano Vílchez ha señalado que «desde el Ayuntamiento se han puesto en marcha muchas medidas para intentar ayudar a los sevillanos a acceder a una vivienda, así como facilitar los pagos de las mismas, adaptando siempre casa caso a la situación económica de cada familia».

El delegado de Urbanismo ha recordado que «el Ayuntamiento estudia ya cada caso concreto para buscar una solución a los inquilinos que no puedan hacer frente al alquiler de los pisos propiedad de la Empresa Municipal del Suelo de Sevilla».

Maximiliano Vílchez ha indicado que «a diferencia de lo que hacía el anterior equipo de gobierno con el PSOE e IU,  nosotros hemos unificado en un solo procedimiento los tres cauces que antes existían para el acceso a las viviendas de Emvisesa. Con ello ahora se ofrece mayor igualdad en el acceso a la vivienda bajo un solo baremo diferenciado, con lo cual todos los ciudadanos de Sevilla están ahora en las mismas condiciones de igualdad».

En este sentido, Vílchez ha afirmado que «desde Emvisesa se han abaratado los gastos de adquisición de la vivienda y las facilidades de acceso a las mismas mediante la absorción por parte de Emvisesa de los gatos de notaría, de la rebaja en cuanto a los tipos de interés aplicables y los posibles desembolsos iniciales por el coste para el pago de viviendas».

El delegado ha recordado que «Emvisesa ha decidido asumir los gastos de notaría de las escrituras de un total ya de 18 promociones de viviendas ubicadas en Pino Montano, Uralita y Polígono Aeropuerto, al tiempo que ha acordado reducir un diez por ciento el precio de viviendas, garajes y trasteros de dos promociones que restan por entregarse en el Polígono Aeropuerto».

Maximiliano Vílchez ha explicado que «somos conscientes de que hay muchos sevillanos que quieren acceder a una vivienda pero las trabas económicas no se lo permiten. Desde el Gobierno municipal no vivimos ajenos a esa realidad y por ello bajamos los precios y asumimos costes que ayudarán a los adjudicatarios a conseguir su vivienda».

«Esta es la línea en la que venimos trabajando y por supuesto que estudiaremos los casos concretos de personas que en estos momentos no puedan afrontar sus pagos debido a la crisis económica que sufrimos» ha señalado el delegado de Urbanismo.