A sus 83 años Jesús Ors va a vivir el mes de diciembre más especial de su historia. Con unas manos privilegiadas, Ors ha recreado 73 figuras y más de 30 construcciones propias de un belén. Para más méritos todas y cada una de las piezas de este nacimiento son recicladas.

«Están hechas con partes de juguetes que los niños tiraban, yo los he ido recuperando en mercadillos, desgranando y dándoles forma». Así es el proceso de creación de este «urbanista» de 83 años. Visitar el montaje de este curioso y atractivo belén era encontrarse a Jesús rodeado de cables, cajas y toda herramienta que hiciese falta para conseguir un resultado perfecto. Y es que Jesús no solo ha diseñado y construido las piezas, sino que además les ha dado movimiento «se pueden ver todos los oficios de la época en movimiento: el herrero, la hilandera, el pescador… todo» cuenta orgulloso el autor.

«Ha requerido un duro trabajo: buscar las piezas, darles forma, pintarlas y articularlas», una labor que Rosa López, presidenta de la Asociacion Siete Rosas, conoce de cerca y desde hace mucho tiempo. Ella fue la que tuvo la idea de hacer valer el trabajo de Jesús de una forma atractiva.

Moviéndose de un lado para otro, Rosa dio con el centro comercial Zona Este desde donde le ofrecieron la cesión de uno de los locales vacíos. Un espacio privilegiado el distrito Este-Alcosa-Torreblanca, un Belén magnífico, original y ecológico. «Tiene 83 años,  ha hecho todo esto, está ilusionadísimo, sin duda, se lo merece todo» un regalo que no solo es para Jesús sino para todas las personas que gracias a este Belén en estas navidades no les faltará un plato en la mesa.

Hasta el 4 de enero si se acercan al centro comercial Zona Este solo tienen que llevar un kilo de comida para ver una auténtica obra de arte, regalando así el reconocimiento merecido a Jesús Ors y haciendo una donación pequeña para algunos pero vital para muchos.