Los padres del distrito Este-Alcosa-Torreblanca que no tengan vacaciones de navidad pueden estar tranquilo y, más que ellos, sus abuelos ya que el campus de invierno que ha puesto en marcha el distrito junto con el Instituto Municipal de Deportes se encarga de hacer de las mañanas una aventura infantil con la que los niños se olvidarán de sus padres y viceversa.

«Ante la problemática de los días laborales que hay durante las navidades, el distrito junto al IMD han puesto en marcha el campus de invierno para que las horas en las que trabajan los padres, los niños puedan quedarse aquí pasándolo en grande» explica José Rodríguez, encargado del desarrollo de esta actividad. El distrito ha organizado cada detalle de esta actividad y el IMD ha cedido el espacio, una combinación que está dando un gran resultado.

Manualidades, fiestas de disfraces, castillos hinchables, deporte al aire libre, piscina, gymkanas… etc vamos que no es de extrañar que sean muchos los niños que repitan los dos períodos de celebración del campus: 26, 27 y 28 de diciembre y 2, 3 y 4 de enero. Desde las 9 de la mañana hasta las 2 de la tarde los niños no tienen un segundo para aburrirse, divididos en tres grupos (de 3 a 6 años; de 6 a 8; de 8 a 12) son casi 150, es decir, «estamos al 90% de ocupación» de los que el 95% repiten en enero.

Además para aquellos padres que entren o salgan después de esas horas hay aula matinal desde las 8 de la mañana y actividades extras hasta las 3 de la tarde. Una alternativa perfecta para los padres que trabajen de modo que puedan realizar su actividad laboral con normalidad y los abuelos puedan descansar.

Es el primer año que se realiza el campus de invierno y el éxito ha sido rotundo, no sólo de ocupación sino de disfrute, nada más hay que ver la cara de los pequeños para saber que la inscripción ha sido todo un acierto.