El programa «El parque para disfrutarlo» promovido por el distrito Este-Alcosa-Torreblanca con el objetivo de revitalizar los dos grandes parques con los que cuenta la zona Este de la ciudad ya ha vivido su última experiencia, dos fiestas de clausura que, al igual que el resto de actividades, han sido todo un éxito.

El sábado le tocaba a el parque del Tamarguillo. Pintacaras, castillo hinchable, manualidades, dibujos… etc. y todo ello acompañado por dos stands con los que McDonald´s y Sloopy Joe´s querían colaborar y demostrar su apoyo a esta iniciativa. A lo largo de la mañana fácilmente se dieron cita entre 100 y 150 niños que seguro se fueron a sus casas pensando en la próxima temporada de parque.

Así el domingo fue el turno del Infanta Elena. Desde las 11 de la mañana que la música comenzó a sonar, todas las familias que visitaban el parque se pararon alrededor de aquel castillo hinchable. Unos minutos después, los niños que no saltaban en aquel castillo es porque estaban haciendo pulseras trenzadas o porque estaban tomando un zumo mientras le pintaban la cara. Una u otra cosa, pero todas sinónimos de diversión.

Infanta Elena sería la última en vivir la alegría de los pequeños, la vida de las familias reunidas en un mismo punto. Pero también sería la última vez, por esta temporada, que el parque se llena de gente por una cita de agenda, a partir de ahora ambas zonas verdes vivirán más visitas que nunca, porque si el objetivo era revitalizar los parques, darlos a conocer y demostrar que son parte fundamental del distrito, sin duda, lo han conseguido.

Por el éxito de convocatoria durante todos y cada uno de los fines de semana de los últimos dos meses, quien no quiso perderse esta cita fue el delegado del distrito Este-Alcosa-Torreblanca, Ignacio Flores, que llegó al lugar repartiendo gorras del Instituto Municipal de Deportes a todos los niños que encontraba a su paso. Un balance «positivo» así lo ve Flores quien pretendía «dar vida a los parques y dar a conocer el Parque del Tamarguillo, que era el gran desconocido» y lo ha conseguido con creces, así que la fiesta de ayer fue más que merecida.