La celebración de la Junta Municipal de junio del distrito Este-Alcosa-Torreblanca, celebrada ayer, ha acabado siendo noticia no por las medidas aprobadas a favor de los vecinos, sino por el abandono de la reunión por parte del Partido Socialista, quien durante el debate de la primera propuesta se puso en pie y se marchó para no volver a entrar.

En la tarde de ayer asociaciones de vecinos, vecinos particulares que asistían como público, los representantes de los partidos políticos, el delegado y el director del distrito Este-Alcosa-Torreblanca, Ignacio Flores y Jorge Martínez, se daban cita en el centro cívico Torreblanca para debatir y atender las propuestas que los miembros de la Junta Municipal querían poner sobre la mesa para mejorar los barrios del distrito. Pero el debate pasó a un segundo plano cuando el Partido Socialista decidió abandonar el pleno.

Durante la presentación de un informe por parte del delegado en el que se especificaban las cantidades gastadas en las Velás de Alcosa y Torreblanca con el fin de no levantar dudas sobre posibles favoritismos, el Partido Socialista se sintió atacado porque ellos mismos habían pedido la presentación de dicho informe. Aunque se les aclaró desde la presidencia del pleno que la pregunta del Partido Socialista ya estaba respondida y no se trataba de una justificación pública sino de una demostración a todos los miembros de la junta de la claridad de las cuentas, el debate sobre este informe duró una hora y 40 minutos.

Una vez cerrado el debate se pudo continuar con el orden del día y entrar en las propuestas. La primera de ellas la formularía el Partido Popular e instaba «a la consejería de educación a poner en marcha de forma urgente las escuelas taller de Alcosa y Torreblanca». Izquierda Unida tomó la palabra solamente para decantarse a favor de la moción, el siguiente en pronunciarse fue el Partido Socialista quien, a pesar de definir su voto a favor de la propuesta, comenzó un debate que acabó con la marcha de todos los miembros socialistas del pleno.

El debate no estaba más encendido de lo normal, pero los socialistas decidieron que no querían seguir allí. Un hecho que no es la primera vez que sucede, pues ya en abril el Partido Socialista abandonaba el pleno municipal del distrito Casco Antiguo, en mayo se marchaba de la junta de Macarena y en junio ha sido en el Este donde han decidido salir antes de que se levantara la sesión.

«Una actitud lamentable»

El Delegado del Distrito Este-Alcosa-Torreblanca, Ignacio Flores, ha lamentado la actitud de la concejal del PSOE Adela Castaño que «intenta reventar las Juntas Municipales de Distrito de manera premeditada impidiendo el debate y el diálogo a los vecinos». Así lo ha hecho hoy en la Junta Municipal del Distrito Este y así lo ha hecho recientemente en otros distritos.

Así, Flores ha indicado que «esta concejal ha venido de manera premeditada a provocar y montar escándalo en el pleno del distrito para luego marcharse». Flores ha añadido que «esta actitud nos parece lamentable y preocupante puesto que las Juntas Municipales de Distrito es el foro en el que las entidades vecinales son los protagonistas y es donde de debate y dialoga con los vecinos los temas  importantes del barrio, algo que en muchos casos no es posible por la actitud de esta concejal, que hoy se ha levantado y marchado de la Junta Municipal del Distrito en la que se han quedado todos y cada uno de los representantes de las entidades vecinales allí presentes incluido IU- sólo se ha marchado el PSOE-, que no se merecen esta actitud ni estos escándalos».

«El denominador común de la crispación en las Juntas Municipales de Distrito se llama Adela Castaño. Todo es fruto de una estrategia premeditada de esta concejal que se dedica a ir de tourné por las juntas municipales montando esa estrategia de crispación  que es muy poco democrática», ha destacado Flores, que ha concluido que «ya es hora que Castaño se entere que las Juntas Municipales de Distrito están para hablar, dialogar y darle voz a los vecinos que son los auténticos protagonistas de estos plenos de barrios».