La concejala del Grupo Socialista Susana López expresó el pasado miércoles su «apoyo a la labor que realizan los trabajadores del Centro de Servicios Sociales Comunitarios de Alcosa-Polígono Aeropuerto» durante una visita en la que analizó los principales problemas de «un servicio que se está viendo desbordado por el incremento de la demanda de asistencia y ayudas».

«El número de expedientes se ha disparado, ya hay más de 6.500 iniciados sólo en este centro de servicios sociales, y los recursos humanos que existen son insuficientes porque no se han incrementado en la ciudad en los últimos años sino que más bien se han visto mermados por la reducción de horas en la empresa adjudicataria del servicio de ayuda a domicilio o la tasa de reposición cero», detalló al concejala socialista quien subrayó que el gobierno de Zoido debe revisar sus presupuestos para 2014 con el objetivo de dar una respuesta adecuada desde los servicios sociales públicos a las necesidades de la población.

En este sentido, la concejala socialista subrayó que, «después de una primera fase del Decreto de Exclusión Social en la que el gobierno de Zoido ha fallado en comunicación, planificación y diseño de los programas de empleo, ahora se afronta una segunda fase con la revisión de más de 10.000 expedientes a partir de septiembre que recaerá sobre la plantilla de Servicios Sociales».

«Es una labor adicional, que se suma a la que ya realizan todos los días, y que puede provocar una saturación de los servicios sociales. Llevamos meses advirtiendo de que esto podía ocurrir y que para evitarlo hace falta reforzar la plantilla de Servicios Sociales de forma que se pueda agilizar la tramitación de los expedientes y que los mil contratos se puedan realizar lo antes posible», explicó Susana López.

Pero la mayor preocupación para el Grupo Socialista es el efecto que puede tener sobre los centros de servicios sociales o sobre los programas de atención social dirigidos desde hace años por el Ayuntamiento, principalmente a través de subvenciones de la Junta de Andalucía, si se aprueba definitivamente la nueva ley de reforma de la administración local que suprime las competencias en servicios sociales de los ayuntamientos, prohíbe labores complementarias de los municipios e impide los programas de cooperación económica. «Puede suponer un desmantelamiento de toda la red de servicios sociales locales públicos que se ha ido creando durante los últimos años. Dado que aún la aprobación de la ley no es definitiva, Zoido, como alcalde de Sevilla, debe adquirir un compromiso público en defensa del mantenimiento de los servicios sociales municipales», apuntó la concejala socialista.

Susana López mostró además su preocupación por la «incertidumbre y la inestabilidad con la que afronta este debate la plantilla del área de Servicios Sociales que está compuesta en un 80% por interinos o personal contratado con cargo a programas, un sistema de trabajo que quedará anulado por la nueva ley de reforma de la administración local sin que haya una alternativa».

«Si el Gobierno central no rectifica, si ayuntamientos como el de Sevilla no presionan, en pocos meses se desmantelará todo la red construida cuando lo que había que hacer es todo lo contrario, trabajar para mejorarla y reforzarla para que preste la mejor atención posible a una población con tasas inasumibles, desde hace ya años, de desempleo y exclusión social», concluyó la concejala socialista.