El Grupo Municipal Socialista asegura que los vecinos de Alcosa reclaman el mal estado en que se encuentra el Parque del Tamarguillo, una zona verde que absorbe una gran afluencia de los barrios residenciales de alrededor y que sigue presentando serios desperfectos que evidencian la desatención del gobierno local, como ha podido comprobar de nuevo la concejala Adela Castaño.

Los mismos bancos rotos que en febrero pasado ya denunció el PSOE, las mismas papeleras arrancadas y sustituidas por bolsas de plástico, el pavimento de pizarra en el mismo estado de deterioro que entonces y el parque sigue sin contar con un programa de dinamización estable. Como ya pudo comprobar el PSOE también en marzo pasado, en el parque del Tamarguillo no quedan rastro de los supuestos 120.000 euros que el PP dijo haber invertido en mejoras.

Los socialistas han remitido al gobierno una pregunta a la Comisión de Ruegos de enero en la que requieren información sobre el cruce de denuncias entre el director del parque y la asociación Movida Pro Parque que desarrolla su actividad en el mismo, una clima de tensión que se palpa entre los vecinos y que impide un normal disfrute de esta infraestructura. La última de estas denuncias acusa al director de haber supuestamente provocado el incendio de las instalaciones del Cortijo de San Ildefonso que la asociación viene usando, unos hechos extremadamente graves en los que el Gobierno debe dar explicaciones públicas.

Para el PSOE, el parque del Tamarguillo forma parte de la herencia recibida por Zoido, de la que debe responder en estos cuatro años para evitar que su deterioro se sume a la propia herencia nefasta que el PP empieza a acumular.