La delegada de Familia, Asuntos Sociales y Zonas de Especial Actuación, Dolores de Pablo-Blanco, ha respondido al PSOE que «el zoosanitario no había conocido desde hace 25 años una renovación tanto en instalaciones como en material como la que ha experimentado en los dos últimos años con este Gobierno». Por eso, De Pablo-Blanco ha afirmado que «invito al señor Cabrera a que visite las instalaciones del zoosanitario, porque sin duda unas afirmaciones como las que ha realizado sólo pueden hacerse desde el más profundo desconocimiento».

Así, la delegada ha indicado que «el zoosanitario únicamente contaba con perreras y las instalaciones no estaban a la altura, nosotros nos hemos encargado de trasladarlas al siglo XXI invirtiendo 373.000 euros en una profunda renovación, en la que se dio prioridad a la ejecución de una zona de cuadras para albergar caballos, burros, mulos…, pues hasta entonces se carecía de unas mínimas condiciones para la estancia de los équidos. Además, se llevaron a cabo otras mejoras, como la creación de un almacén para los alimentos de los équidos, modernización de las gateras y el aviario, reformas en el edificio que alberga el horno incinerador y pavimentación del acceso a la zona de las cuadras y el horno».

Respecto al personal, De Pablo-Blanco ha recordado que «gracias a la redistribución de los efectivos de otros servicios que hemos llevado a cabo para mejorar la eficacia y la eficiencia de los recursos, actualmente contamos con una plantilla de 35 personas, ocho más de las que había hasta ahora». Por otro lado, ha señalado que «hemos adquirido un nuevo coche para el servicio de zoonosis, que se incorpora la próxima semana a la flota, y ya se ha iniciado también el expediente para la adquisición de un segundo coche».

Asimismo, la delegada de Familia, Asuntos Sociales y Zonas de Especial Actuación ha afirmado que «no sólo se han atendido las peticiones concretas de los vecinos, sino que en lo que llevamos de año se han realizado más de 3.000 actuaciones preventivas contra ratas e insectos, en las que se han cubierto más de 105.000 metros cuadrados y se han tratado casi 21.000 pozas y más de 7.000 husillos. Y gracias al nuevo sistema implantado, con la aplicación de los protocolos para actuaciones en la vía pública a petición de las asociaciones de vecinos y ciudadanía en general, y los convenios con Emasesa y Lipasam, se está pudiendo atender los servicios sin tantos retrasos como en años anteriores. De este modo, se ha conseguido una importante y significativa disminución en el número de actuaciones pendientes de realizar, que se ha reducido en un 74% con respecto al mismo periodo del año pasado».