Un patio andaluz en toda regla. Con «el rincón de la abuela» mostrando aquellas reliquias que recuerdan a otros tiempos. Con unas rejas típicas de la región y el arco de la Macarena custodiando la Cruz. Así ha decorado Fecise su patio de Mayo.

La Federación de Entidades Ciudadanas de Sevilla celebra su ya tradicional Cruz de Mayo, «llevamos más de diez años y en casi todos hemos ganado el segundo premio» comentaba Carmen Castro, presidenta de Fecise. Y es que esta organización ya ha convertido esta festividad en una tradición.

Desde las nueve de la noche fueron saltando a ese patio tan andaluz, unas flamencas salerosas, un coro rociero y otros tantos artistas que pregonaban las costumbres de Andalucía. Después de todo, esas palmas, bailes y toques de guitarra, fueron recompensados con una Caracolá que es tan tradición como la propia cruz de mayo, «ahí tenemos preparados los caracoles, que se han convertido ya en una tradición nuestra, unas bebidas y unas tapitas y aquí nos pueden dar más de las doce de la noche» reía Carmen.

Quien también hizo acto de presencia fue el jurado del concurso de cruces de mayo. Valoraron la decoración, las actividades programadas el ambiente y ese «rincón de la abuela», como le llama Carmen, que esta presidido por una revista de los años 60, una radio que también andará por esa época y una máquina de coser de las primeras que se construyeron.

El jurado se marcharía pero la fiesta siguió hasta bien entrada la noche. Desean volver a ocupar uno de los primeros premios, pero ayer por la noche lo único que querían era disfrutar de esa fiesta en familia, entre amigos, comer caracoles y reír como solo hacen cuando llega mayo.