Gracias, gracias y gracias, ese es el contenido del pregón menos pregón de esta Semana Santa 2013. Cuando a las ocho y media de esta tarde Eugenio Baisón se sitúe frente al atril habrá dedicatorias a la hermandad del Dulce Nombre pero, sobre todo, a los torreblanqueños y torreblanqueñas que son los que han permitido que este gran hombre sea la voz de la Pasión de Torreblanca.

«Cuando me ofrecieron el pregón no dudé en decir que sí, era algo que necesitaba, necesito agradecer a Torreblanca su entrega con las transfusiones de sangre» es por eso que el pregón de Eugenio Baisón no será un «pregón, pregón». «No va a ser un pregón como los que conocemos, va a ser un canto a Torreblanca, a la hermandad de los Dolores por el comportamiento ejemplar y la fuerza que transmiten, por no sentir pereza a la hora de donar».

Eugenio Baisón es el mayor donante de sangre de Andalucía y uno de los primeros en España. Aunque ya ha cumplido la edad límite para donar, sigue llamando a la población sevillana a donar sangre. No hay campaña de donación que no haya contado con las palabras de Eugenio. Por eso nadie mejor que él sabe la entrega que el barrio de Torreblanca siente por esta causa, «es necesario decir que hay otra Torreblanca, que tras este barrio hay gente que trabaja en la sombra para levantarlo».

Habiendo ensayado sus palabras innumerables veces y comenzando a sentir esos nervios y ese «miedo al fracaso» Eugenio solo teme una cosa «que la emoción me embargue», pero tiene un as en la manga un truco para sentirse fuerte «miraré las caras de la gente que me apoya y eso bastará para sentirme seguro». Emocionado y con ganas de agradecer todo lo que lleva muchos años labrando, Eugenio ya mismo partirá para la iglesia donde esta tarde noche los vecinos de Torreblanca vivirán seguro uno de los mejores pregones de la Semana Santa 2013.