La portavoz adjunta de IU en el Ayuntamiento de Sevilla, Eva Oliva, ha celebrado una reunión con varias asociaciones de madres y padres (Ampas) del Distrito Este-Alcosa-Torreblanca para tratar asuntos vinculados a los colegios de esta zona de la ciudad, sus problemáticas y necesidades más urgentes.

En este encuentro, Oliva ha tomado nota de las preocupaciones y demandas de este colectivo, al que el Gobierno de Zoido «maltrató en el mandato pasado», y que, principalmente, están relacionadas con la falta de mantenimiento, limpieza y vigilancia de los centros escolares.

Entre otras reclamaciones, las Ampas de Este-Alcosa-Torreblanca reivindican la reposición de la figura del barre-patios, algo muy necesario sobre todo en los centros con zonas de albero; el refuerzo del personal de limpieza; la cobertura de las plazas existentes en los comedores escolares; la revisión y ampliación de la potencia eléctrica; o la implantación de presencia policial en las inmediaciones de los colegios que lo precisen, tanto a la hora de entrada como de salida.

Las Ampas del Distrito Este-Alcosa-Torreblanca también piden más coordinación entre la Junta y el Ayuntamiento (las dos administraciones con competencias en educación); la reversión de las privatizaciones de las instalaciones deportivas llevadas a cabo por el PP; y la recuperación del programa Escuelas de Familias con el objetivo de ofrecer orientación y formación a los padres en la labor de educar a sus hijos.

Desde Izquierda Unida sostienen que la mayoría de las demandas planteadas por las Ampas son «tan viables como necesarias». Por eso, «vamos a estar muy encima del nuevo Gobierno municipal del PSOE para que, cuanto antes, empiece a dar respuesta a cada una de ellas», ha apuntado Oliva.

Al hilo de esto, la edil de IU ha asegurado que su grupo «trabajará sin descanso» para que en este mandato se le devuelva a las Ampas de la ciudad el protagonismo que Zoido les ha robado en los últimos cuatro años y para que se retomen iniciativas que en el pasado resultaron muy positivas para la comunidad educativa sevillana, como los presupuestos participativos, los foros infantiles o los caminos escolares.

«La educación es una prioridad para Izquierda Unida», ha aseverado Oliva, tras ratificar el compromiso de su fuerza política por recuperar los centros escolares como espacios de convivencia, autonomía y aprendizaje, algo que, según ha dicho, pasa, en primer lugar, por mejorar los accesos y el mantenimiento de los mismos, aumentando la seguridad y disminuyendo los problemas de tráfico y de contaminación ambiental en sus entornos.