Esta mañana ha tenido lugar la clausura de las escuelas de verano en el centro cívico Alcosa y en el de Blas Infante. A la visita sorpresa de Mickey Mouse y Bob Esponja, se ha sumado la del delegado del Distrito, Ignacio Flores, que ha podido comprobar la exitosa acogida de esta inicitiva, no solo por los más pequeños sino también por los padres.

Esta mañana las dos escuelas de verano puestas en marcha por el Distrito Este-Alcosa-Torreblanca han sido clausuradas. Con una aceptación que ha superado el 100% de la demanda, habiendo dado cabida a toda la lista de espera e incluso entrando aquellos que no se habían podido inscribir, sin duda los datos resaltan el éxito de la inicitiva.

Pero los datos no sirven de nada si la satisfacción, el sabor de boca final, no es del todo agradable. Esta situación no se parece en nada a la vivida en estas escuelas de verano. Padres y madres han querido felicitar al delegado y su equipo por el buen curso y la organización de las mismas, «los niños y niñas han disfrutado de esta especial clausura y de una escuela que jamás olvidarán. No han cesado los juegos de agua, la diversión y la alegría. Para ellos ha sido un verano diferente» apuntaba Ignacio Flores.

Y es que el delegado ha podido comprobarlo esta misma mañana. A las 12 visitaba el centro cívico Alcosa y algo más de media hora después el de Blas Infante. Allí pudo ver esa alegría que más tarde declararía a los medios, así como entregaba a los padres un documento en el que agradece la confianza prestada a las escuelas y solicita su colaboración enviando cualquier sugerencia para futuras convocatorias.

Y aunque la visita del delegado gustó, hay que decir que quienes tuvieron aún más aceptación fueron Mickey Mouse y Bob Esponja. Estos famosos personajes no quisieron perderse la clausura de estas escuelas y es que con un sinfín de juegos, coreografías y un desayuno de lo más especial, Micky y Bob no se separaron de los pequeños.