La Hermandad de Nuestra Señora de los Desamparados celebró en la tarde de ayer una campaña de donación de sangre a la que acudieron cerca de 70 personas y que alcanzó un total de 27 litros de sangre.

A partir de las 17.30 y hasta las 21.30 la parroquia de Nuestra Señora de los Desamparados mantenía abiertas sus puertas para acoger a todas aquellas personas que quisieran donar medio litro de su sangre a los pacientes hospitalizados que necesitan de este «oro líquido» para sobrevivir. Aunque había miedo porque las altas temperaturas y el partido de España-Tahití podían truncar la donación, finalmente consiguieron un número bastante razonable de donaciones.

Casi 70 personas acudieron a lo largo de la tarde a donar sangre pero de ellas lo consiguieron 54, ya que los otros no cumplían con los requisitos establecidos para una donación. De este modo, la Hermandad consiguió reunir 27 litros de sangre, más de 27 vidas salvadas en una tarde.

No es la primera vez que la Hermandad de Nuestra Señora de los Desamparados realiza una campaña de donación, dicha agrupación ha demostrado desde su inicio su devoción por ayudar a los que más lo necesitan, entre los que se encuentran los pacientes hospitalarios. Así que la tarde de ayer continuaba dicha tradición solidaria y, con ella, la tradición de muchos vecinos de acudir y colaborar en esta campaña. Vecinos que ya se han apuntado que en el mes de septiembre vuelve a tocar donar.

Ayer los hermanos de los Desamparados sonreían porque España había marcado 1o goles pero ellos habían logrado marcar 54 y los de Alcosa, además, salvan vidas.