Las obras en los colegios del Distrito Este-Alcosa-Torreblanca marchan sin pausa. En este momento las obras están focalizadas en el barrio de Torreblanca, un punto en la hoja de ruta de los operarios.

En Torreblanca, en el colegio Tierno Galván, los trabajos de arreglo de las pistas deportivas, las mejoras en el patio y la adecuación de la estancia anexa a la portería ya están finalizándose, tras más de dos semanas de obras.

La dirección del colegio ha mostrado su agrado al delegado del Distrito, Ignacio Flores, en la visita de esta mañana al centro escolar. «La demanda de arreglos en el colegio viene arrastrándose desde hace años»,  indica Flores, «ya se ha puesto solución, entre otras actuaciones, al encharcamiento que se producía cuando llueve, razón por la que las obras debían realizarse antes de que llegue el frío y la lluvia».

El último colegio en recibir las mejoras ha sido el colegio Azahares, en Sevilla Este, donde 28 aulas han sido pintadas y arregladas con el inicio del nuevo curso escolar con presupuesto del Distrito Este-Alcosa-Torreblanca.