La caseta del distrito Este-Alcosa-Torreblanca no realizará recepciones de ningún tipo ya que la comida de dichas celebraciones se destinará íntegramente a los comedores y centros sociales de la ciudad de Sevilla. Así se ha aprobado en la Junta Municipal que ha tenido lugar esta tarde en el pleno del distrito.

«Un pequeño esfuerzo» así ha definido el delegado del distrito Este-Alcosa-Torreblanca, Ignacio Flores, su propuesta de donar los alimentos correspondientes a las recepciones de la caseta de feria a comedores y centros sociales de la ciudad. La iniciativa ha sido aprobada por unanimidad significando eso que el casetero «tendrá la obligación de destinar la comida de las recepciones a acciones sociales».

Unas 900 comidas aproximadamente serán donadas a aquellos centros que la Unidad de Trabajo Social estime prioritarios. Una cantidad considerable que beneficiará a muchas familias de la capital, «este delegado se va a encargar personalmente de que llegue esa comida», se comprometía Ignacio Flores.

Estos alimentos no irán destinados exclusivamente al distrito sino que se analizará quienes lo necesitan más, independientemente del barrio sevillano en el que se encuentren, «queremos que se reparta por toda la ciudad porque no vemos justo centrarlo solo en nuestro distrito ya que hay muchas familias de otras zonas de Sevilla que lo están pasando muy mal» explicaba el delegado. La iniciativa se diferencia así de las tomadas en otros distritos, donde lo recaudado se repartirá entre los barrios de su zona.

Hasta la fecha, la caseta del distrito Este-Alcosa-Torreblanca realizaba recepciones a centros de mayores, entidades y actividades infantiles. A partir de ahora estos colectivos no podrán disfrutar de este privilegio a cambio de beneficiar a familias desfavorecidas con un plato de comida.