El parque del Tamarguillo luce a partir de ahora un nuevo árbol entre toda su plantación. Aunque para unos ojos corrientes no sería perceptible la distinción entre los que ya estaban y el nuevo miembro, para los alumnos y alumnas del CEIP Lope de Rueda sí que es posible saber cuál es el más joven, puesto que han sido ellos mismos los que lo han plantado.

Alumnos y alumnas del centro de educación infantil y primaria Lope de Rueda, en Parque Alcosa, han visitado su parque, el parque más grande de toda la ciudad, para plantar un nuevo árbol. Una actividad que ha sido ideada por uno de los padres de los alumnos de segundo de primaria de este colegio. La profesora, como no podía ser de otro modo, tomó de buena gana la iniciativa, no solo cumpliendo con la misma, sino invitando a todos los padres a ver cómo sus hijos plantaban un árbol.

Pero la verdadera sorpresa se la han llevado cuando además de plantar un árbol se les ha entregado una placa conmemorativa de esta iniciativa que ha sido colocada junto al árbol, donde se establecerá para siempre. Una vez acabadas las agradecidas labores de jardinería, los casi 30 alumnos han disfrutado de la mañana, visitando todos los rincones del parque como son los juegos infantiles, el laberinto musical, el skate park o la pavera.