Pastor de los Reyes tiene 33 años de los que 28 ha estado viviendo en el Parque Alcosa. Es el barrio que le ha visto nacer y crecer pero, por el momento, no el que verá crecer a su hijo ya que hace unos años se fue con su pareja a vivir a Alcalá de Guadaíra.

«Mis padres se fueron a vivir allí cuando no había casi nada y casi nadie, cuando ir hasta Alcosa era toda una Odisea» cuenta Pastor de los Reyes haciendo referencia a por qué el destino hizo de esta zona del Distrito Este su hogar. «Lo que más me gusta del barrio es su cercanía con los vecinos y los comerciantes, que si no te conocen a ti conocen a tu madre».

Alcosa ha visto crecer a Pastor y viceversa. Sus primeros pasos, sus estudios y su vida como componente de una de las chirigotas sevillanas más populares en el Concurso del Falla. Pero llegó el momento de formar su propia familia y no tuvo más remedio que despedirse de su barrio natal, «mi pareja y yo queríamos tener algo nuevo y en propiedad, buscamos por el barrio pero todo lo que encontrábamos era más antiguo y más pequeño de lo que tenemos ahora».

En Alcalá encontraron su sitio y se han acostumbrado bien a su nuevo ambiente aunque siempre queda una espinita «barriera», «lo que más cuesta es tener a toda la familia allí, pero es algo a lo que hay que hacerse». A pesar de los tantísimos recuerdos que brotan de la palabra Alcosa en su memoria, Pastor es feliz en Alcalá con su pareja y su pequeño. «Nunca antes había venido a Alcalá, alguna vez a cantar y poco más, pero donde vivimos es una zona residencial, moderna, con un parque muy grande, un colegio y zonas comerciales».

El joven, al igual que se le llena la boca hablando de su, ahora antiguo, barrio también reconoce los aspectos negativos y más ahora que los vive desde fuera, «cada vez hay más indigentes por la zona y dan mucha inseguridad a los vecinos de toda la vida de Alcosa».

Pero con sus cosas buenas y sus cosas malas hay algo que la familia de los Reyes tiene claro y es que «si encontrase algo económico allí tal vez nos mudaríamos, estaríamos más cerca de la familia, nos gusta Alcosa»