Dos cabos y un sargento pasaron esta mañana por la ventanilla de la Delegación Territorial de la ONCE para cobrar los 30.000 euros de premio a las cinco cifras del Cuponazo que este viernes ha repartido 12 millones de euros entre el cuartel acuartelamiento AALOG 21 del ejército de Tierra ubicado en la barriada de Torreblanca –donde se vendió además la serie agraciada con los nueve millones- y el centro al por mayor Ayala de Utrera. La fiesta en el acuartelamiento continuó hoy por la mañana tras el paréntesis del fin de semana ya que 49 personas pertenecientes al ejército de Tierra, de distintas graduaciones, han sido afortunadas con 30.000 euros y una de ellas con los nueve millones del Cuponazo.

El sorteo del Cuponazo de la ONCE volcó toda su fortuna anoche entre el cuartel del ejército en la barriada sevillana de Torreblanca y los almacenes al por mayor Ayala en la localidad de Utrera. Entre estos dos centros la ONCE ha repartido 12 millones de euros, uno de los mayores premios dados por en un sorteo del Cuponazo ya que se han vendido 104 cupones premiados; 103 agraciados con 30.000 euros a las cinco cifras y la serie dotada con el premio mayor de los nueve millones de euros.

 José Manuel Carrasco, afiliado a la ONCE, y vendedor desde hace 15 años, se mostraba anoche tan nervioso como feliz por haber cumplido su sueño, repartir el premio del Cuponazo entre sus clientes habituales. «Lo había soñado muchas veces porque tenía muchas ganas de dar esa ilusión a las personas que les hace falta –afirmaba-. Estoy supercontento, supernervioso y muy maravillado. Eso solo lo sabe el que lo da. Es una emoción muy grande la de hacer feliz a tanta gente en paro y con tantos problemas», decía. La noticia del premio provocó que anoche se desatara la fiesta de celebración en la propia casa del vendedor, que es miembro del comité de empresa de la ONCE en Utrera y un hombre muy vinculado también al Rocío.

Carrasco vendió 40 cupones y repartió 1,2 millones de euros a las puertas de los almacenes Hermanos Ayala, dedicados a la venta al por mayor, donde hoy la alegría del premio de la ONCE interfirió en la rutina de entrada y salida de mercancías con la alegría de algunos de los premiados que se acercaron hasta este centro para compartir una copa de cava. Otros 300.000 euros en premios fueron hasta el cuartel de Cerro Muriano en Córdoba a través de Carlos Pesquera, miembro del ejército de Tierra que le compró diez cupones a José Manuel Carrasco.