La tarde de ayer en Torreblanca tenía unos claros protagonistas, los niños. En este barrio del distrito Este-Alcosa-Torreblanca se vivieron simultáneamente dos fiestas de fin de curso, concretamente en los colegios Santa María de los Reyes y Vélez de Guevara. No fue el único barrio en vestirse de gala, en Sevilla Este el Ceip el Manantial también decía adiós al 2012-2013.

Entre las 19.oo y las 20.00 horas el distrito Este-Alcosa-Torreblanca vivía el comienzo de tres fiestas de fin de curso, las del Santa María de los Reyes, Vélez de Guevara y el Manantial. Torreblanca, por tanto, protagonizó dos de ellas el ambiente festivo se notaba en el barrio. Por las calles niñas vestidas de flamenca, otras muy rockeras y niños elegantes iban a sus respectivos centros para despedirse de sus profesores y compañeras hasta septiembre.

Pero la palabra despedida no tuvo ni ápice de tristeza, en el Santa María de los Reyes no tardó en sonar la música. Los más pequeños jugaban en castillos hinchables, los padres hacían piña en la barra del bar y el resto se repartía por todo el patio del colegio entre actuaciones, bar y campo de juego. A las ocho en punto comenzaron a subir al escenario los alumnos del centro. De manera individual o en grupo todos tuvieron su momento de baile en el escenario. Un trío flamenco de lo más profesional, una pequeña que se movía al son de Keisha de una manera muy simpática, cinco niñas que bailaban reaggeton al más puro estilo discoteca y otro grupo de pequeñas que se movían enseñando la tabla del 7, fueron algunas de las actuaciones que amenizaron la jornada.

A pocos metros de este centro educativo también se festejaba el fin de curso en el Vélez de Guevara donde tampoco faltaron las actuaciones, las entregas de premios, las cervezas y el juego. Tarde tambien se les hizo a los padres, alumnos y profesores del Manantial que dijeron adiós al 2012-2013 de la manera más animada posible.