La asociación Acuarófila de Sevilla ha organizado durante el puente de la Constitución una exposición en la que se puede viajar por todas las aguas del mundo, conociendo un pedacito de su paisaje. Con más de 20 acuarios y una parrilla completísima, el fin de semana en el distrito Este-Alcosa-Torreblanca está siendo de lo más entretenido.

Payasos, ángeles, cirujanos, bayestas y damicelas, todo junto parece de película de terror pero si se lo imaginan en un recipiente inundado de agua en el que estos personajes beben sin tener sed y aletean sin parar, convertimos el miedo en una divertida sonrisa.

Mirar por un cristal y viajar a lo más profundo de las aguas tropicales, conocer el océano ártico en todo su explendor o visitar los mares asiáticos es una experiencia única que han podido vivir miles de curiosos este fin de semana en el centro comercial Zona Este.

«Es como tener un trocito de naturaleza en casa», así explica Luis Ibarra, presidente de Acuarófila Sevilla, su afición a los acuarios. Porque ser un «acuarófilo» no es solo que le gusten los peces, las peceras son el 70% de este hobby, crear el ambiente propicio para el tipo de pez que queramos tener, decorarlo, darle la temperatura y la luz necesaria son pequeños factores a tener en cuenta y que hacen de esto una afición muy interesante.

Aunque no es «difícil» hay «muchos niveles en esta afición», es decir, que es factible satisfacer el gusto por los peces pero puede convertirse en nuestro objeto de estudio. Además se trata de un hobby que puede ayudar mucho a algunas personas, «a los niños con problemas de autismo les ayuda mucho tener un acuario, la responsabilidad, los cuidados, la atención… etc eso es beneficioso para todos los niños».

Así que si quieren conocer esta afición de cerca hoy se les acaba el plazo para visitar Expo Aquarium cojan sus cosas y acérquense, el viaje no tiene desperdicio. En el caso de que se animen a tener un «trocito de naturaleza» marina en casa tengan en cuenta las siguientes instrucciones: nada de limpiar el acuario todos los días, el exceso de comida juega en contra y tener en cuenta los tipos de peces que metemos en el acuario, en el mar como en la tierra no todo son amistades. Siguiendo estos pasos, algo mejor de lo que el protagonista de los Gremlins lo hizo con Gizmo, se pueden tener unos nuevos miembros de la familia muy silenciosos y que dejarán boquiabiertos a todos.