El Colegio Santa Ana ubicado en Los Remedios asume este curso un gran reto en su centro: realizar el musical de Los Miserables. Todo un desafío que verá la luz a final de curso con la interpretación de la famosa novela de Víctor Hugo, «cuyo musical ha sido visto por más de 56 millones de personas en 42 países, y ha sido representado en más de 2.000 colegios del Reino Unido, Estados Unidos y Australia».

Ahora este colosal proyecto lo asume este centro educativo que ya prepara cada detalle. Según explican, la idea parte del profesor de música Daniel Otero, «en un intento de potenciar las asignaturas artísticas en el currículum de alumnos, y preocupado por la escasa importancia que se le está dando desde los gobiernos a esta clase de asignaturas». Para ello, Otero se encargará de la adaptación y dirección musical, contando con el apoyo de una antigua alumna y cantante, Patricia Pérez, en técnica vocal y coaching infantil, y Jaime Rebollo en técnica vocal. Asimismo, el profesor de Primaria y director del grupo de teatro Tomateatro, Gustavo García, se ocupará de la parte escénica, tras el éxito de Don Juan Tenorio.

Todas las áreas de este colegio están volcadas con este magno proyecto que sin duda marcará un antes y un después en la historia de los centros educativos de la ciudad. Y es que además, la representación pretende adquirir todos los tintes profesionales al máximo, ya que reniegan del playback para mostrar el talento y las grandes voces de los alumnos cantando en vivo y en directo. Todos trabajan ya a contrarreloj para cantar en este gran musical que será un hito en Sevilla.

«Por primera vez los profesores se ponen al mismo nivel que los alumnos y los padres, con el único objetivo de aprender y compartir esta experiencia. Durante los ensayos y fuera de ellos desaparecen todos los roles (padre, profesor, alumno, Hermana) para convertirse en una gran familia, la Familia Santa Ana, unidos por un fin: el disfrute de la música», apuntan.

Los ensayos comenzaron ya a principios de curso, y actualmente se están ultimando los detalles y algunas escenas. Un arduo trabajo por delante ya que se trata de una obra con más de dos horas y media de música, «y la mayoría no ha cantado nunca de manera profesional».

El musical «oficial»

Asimismo, parte del elenco tuvo la oportunidad de conocer a los propios protagonistas del musical oficial de Los Miserables que llegó a Sevilla y fue representado en FIBES el pasado año. Además de asistir a un curso-interpretación, fueron invitados a un ensayo general «donde pudieron ver los escenarios, hablar cara a cara con los propios actores, director musical, etc».

Gustavo García, el director de escena, ha viajado también con algunos miembros del grupo a Londres para ver la obra original. «Vienen con las maletas llenas de ideas», sostienen. Ideas para un sueño que se hará realidad en apenas unos meses.

 

Fotografía: Colegio Santa Ana de Sevilla.