El programa de actos conmemorativos preparados con motivo del 450 aniversario fundacional de la Hermandad de las Cigarreras se completa con la exposición de bordados «Ars Nova Victoria». El primer regionalismo en los bordados sevillanos: El paso de la Virgen de la Victoria y las fachadas de las Casas Consistoriales que tendrá lugar entre el 4 y el 15 noviembre en los salones del Ayuntamiento.

El objetivo principal de esta  exposición es dar a conocer a todos los sevillanos los bordados del paso de palio de la Virgen de la Victoria, inicialmente basados en la decoración plateresca del Ayuntamiento de Sevilla. Asimismo, se expondrá el diseño del mismo, su evolución histórica, su influencia en otras obras del bordado sevillano su más reciente proceso de restauración.

Pedro Domínguez López, Profesor de Modelado y Vaciado Ornamental en la Escuela de Bellas Artes de Sevilla, es encargado a comienzos de 1890 de la restauración de las fachadas trazadas por Diego de Riaño en 1526 para el nuevo Cabildo de la Ciudad y desarrolla en estos momentos en que trabajaba en la Casa Consistorial el proyecto de un paso de palio encargado por la junta de gobierno de la Hermandad de Las Cigarreras, por entonces establecida en la iglesia de Los Terceros. De esta forma introduce por vez primera el regionalismo en un paso al plasmar el estilo plateresco de las fachadas. Este regionalismo que impregnaría el desarrollo de las artes decorativas en Sevilla en décadas posteriores, fue un movimiento de carácter culto que mostraba un enorme interés por la estética utilizando los estilos históricos, en este caso el plateresco.

El planteamiento decorativo desarrollado para el palio y manto por Domínguez López fue una ruptura con los modelos románticos previamente utilizados en el bordado en Sevilla. De ahí que la muestra tenga como título principal «Ars Nova Victoria», que alude a la innovación que supuso este paso para la introducción del regionalismo en la Semana Santa de Sevilla.

La delegada del distrito Los Remedios, Carmen Ríos, ha querido manifestar que «es una oportunidad única para conocer el valor de los bordados de la Hermandad de Las Cigarreras, tanto del paso de palio como del manto de la Virgen de la Victoria y entender la  relación existente con la decoración plateresca del Edificio Consistorial».