La música interpretada por la Banda Sinfónica Municipal de Sevilla llenó anoche el salón social del Club Náutico Sevilla durante el concierto que celebró a las ocho de la tarde.

El conjunto orquestal, bajo la batuta de José Salazar Rodríguez, subdirector de la misma, repasó algunos de los fragmentos de los más grandes títulos del género chico en un festival de zarzuela que duró aproximadamente dos horas.

El repertorio arrancó con el pasodoble flamenco ‘Don Manolito’ del maestro Pablo Sorozábal, para seguir con el poema sinfónico ‘Una noche en Calatayud’ del zaragozano Pablo Luna.

A partir de ahí, la banda interpretó un repertorio de piezas clásicas como ‘El bateo’ de Federico Chueca, que la Sinfónica Sevilla dedicó a la delegada del Distrito Los Remedios, Carmen Ríos, aludiendo a su letra o ‘Luisa Fernanda’ de Federico Moreno Torroba. Seguidamente, se escuchó la famosa zarzuela de Federico Chueca y Joaquín Valverde, ‘La Gran Vía’ y ‘La boda de Luis Alonso’ del maestro sevillano Gerónimo Giménez.

El concierto finalizó con el pasodoble flamenco ‘La rosa de azafrán’ de Jacinto Guerrero, en agradecimiento a los aplausos y ovaciones de los vecinos de Los Remedios.