En apenas unos días, agosto llega a su fin devolviendo a la rutina poco a poco la ciudad. Quienes regresan al asfalto -o incluso aquellos que no se han alejado de él- tienen la oportunidad de recibir el mes de septiembre entre una amplia oferta cultural en la capital hispalense. Concretamente el distrito Los Remedios presenta espectáculos de música y exposiciones para amenizar el fin de la época estival.

El primero de ellos será el último de un ciclo de conciertos de Músicas del Mundo que está teniendo lugar en la terraza del centro cívico El Tejar del Mellizo desde el pasado mes de junio. La próxima fecha para disfrutar de estos sonidos será el miércoles 3 de septiembre de 21.30 a 23.30 horas. Una ocasión para recrearse al aire libre de la música de Espantapajarracos, cuya entrada tiene un coste de 5 euros. Este ciclo está organizado por Entretejas, la primera red de azoteas culturales que nació en 2011, quienes plantean «la utilización de las azoteas como espacios culturales de excepción», ideado por La Matraka en colaboración con el Ayuntamiento de Sevilla.

Y de una banda de country-rock al blues. La noche del 20 de septiembre el Parque de Los Príncipes albergará la segunda edición del Festival Internacional de Blues Ciudad de Sevilla para deleitar a los amantes de este estilo musical. Precisamente el mismo enclave que el pasado año acogió la primera edición de un exitoso concierto que congregó a miles de personas. Este pulmón verde «polivalente» será de nuevo el escenario de diversas actuaciones musicales en su vertiente nocturna, ya que en esta ocasión también sonará el blues durante el día en la plaza del Salvador.

Otro encuentro interesante para visitar es la exposición itinerante «El Patrimonio Industrial de Sevilla» que mostrará el centro cívico El Tejar del Mellizo del 1 al 5 de septiembre, en horario de 9.00 a 14.30 horas de lunes a viernes. Y es que mediante esta exhibición, el Ayuntamiento de Sevilla «pretende dar a conocer a sus vecinos aquellas empresas que han formado parte del tejido industrial de la ciudad de Sevilla, transmitiendo los valores patrimoniales asociados a los bienes y a los procesos productivos vinculados a la industria sevillana y creando un espacio para la reflexión y el debate entre los ciudadanos, así como de comunicación y transmisión de conocimientos sobre el Patrimonio Histórico Industrial».