Nueve mil socios y más de sesenta años de historia. El Club Náutico Sevilla puede «presumir» hoy día de ser uno de los principales y emblemáticos clubes deportivos de la ciudad, tanto a nivel regional, nacional e internacional. Ubicado en el Paseo de los Remeros s/n, en el distrito Los Remedios, el Club Náutico Sevilla se funda en 1952 por un grupo de aficionados hispalenses a los deportes náuticos que quieren trasladar el deporte al río Guadalquivir. «La vela, el remo o el piragüismo son las primeras disciplinas en las que se hace notar la entidad, y posteriormente también en baloncesto y natación», explica la presidenta María Dolores Blanco-Morales.

Según apunta Blanco-Morales, «las cinco disciplinas federadas son las principales de la entidad, y por las que el Club es reconocido más allá de nuestras fronteras. Al margen de las mismas, tanto a nivel interno como en ocasiones fuera de nuestras instalaciones se practican las denominadas disciplinas sociales, como tenis, pádel, fútbol, deportes que tienen sus propias escuelas. Y dominó, petanca o juegos sociales como parchís o cartas». Algo por lo que destaca este prestigioso club deportivo es por tener en su haber 18 deportistas olímpicos, desde los Juegos de Roma 60 hasta Londres 2012, lo cual lo convierte en todo un referente y en una entidad histórica. «Destacan la medalla de oro lograda el pasado año por la windsurfista Marina Alabáu y la de plata del remero Fernando Climent en Los Ángeles 84, además de los diplomas olímpicos del remero José María de Marco en Atlanta 96, las windsurfistas Mª Carmen Vaz (Sidney 2000), Blanca Manchón (Atenas 2004) y Marina Alabáu (Pekín 2008); y la jugadora de baloncesto Isabel Sánchez (Pekín 2008)», destaca la presidenta.

Asimismo, dentro del cuerpo social de este Club hay personalidades de todos los ámbitos: políticos, del mundo de la cultura, hermanos mayores de hermandades, etc. «Lo más importante del Club son las personas que lo componen, tanto socios, deportistas, técnicos, empleados, patrocinadores, proveedores, todos los que componemos esta gran familia. Para mí lo más importante es la satisfacción de todos y cada uno de ellos. Que se haga club, amigos, a través del deporte, la convivencia y la solidaridad», sostiene María Dolores Blanco-Morales.

Pero la actividad del Club Náutico Sevilla no se circunscribe sólo al ámbito deportivo, ya que también realizan actividades no relacionadas directamente con el mundo del deporte. «Se realizan conferencias de todo tipo, exposiciones de pintura, escultura, abiertas para la ciudad», declara. Tras sesenta años, «el Náutico es un club abierto a la ciudad en el que se han formado muchas generaciones de deportistas sevillanos».