La Junta Municipal del Distrito Los Remedios, celebrada este jueves, ha aprobado por unanimidad «la adecuación y mejora integral del pavimento de la zona conocida como Los Remedios Antiguo, realizando todas las actuaciones urbanísticas necesarias, que permitan el uso y disfrute de los espacios públicos para vecinos y visitantes».

La propuesta partía del Grupo Socialista, cuyo portavoz, Ángel Luis Sánchez, señaló el «lamentable estado de abandono, con multitud de baches, levantamientos de losas, sobre todo alrededor de los árboles plantados y adoquinado deficiente, que supone un foco de incomodidades y accidentes. El Grupo Socialista ya lo ha puesto de manifiesto en diversas ocasiones».

La delegada del Distrito Los Remedios, Carmen Ríos, argumentó que «ya se arregló una parte, y ahora estamos visitando la zona con los técnicos. Para todo ello se necesita una maquinaria específica, muy costosa, y estamos buscando también cómo pagar los costes».

Las otras dos propuestas presentadas en el pleno correspondiente al mes de febrero, a cargo del Grupo de Izquierda Unida, fueron rechazadas con la mayoría de los votos en contra. Por un lado, «la puesta en marcha de un Plan de la bicicleta orientado a potenciar el uso de este medio de transporte en la ciudad y a consolidar a Sevilla como un referente de la movilidad sostenible». Esta moción generó un amplio debate. La delegada explicó que «no podemos pedirlo pero sí que se estudie». Por su parte, el portavoz de la asociación Casa Cataluña manifestó que «hay que votar por la bici. Sevilla es la ciudad ideal y tenemos que luchar por ello. Haces deporte, no gastas dinero y no hay polución».

También Izquierda Unida presentó otra propuesta consistente en una moción «para que se inste al pleno del Ayuntamiento de Sevilla la aplicación de medidas de protección del derecho a la vivienda y sanciones a las viviendas permanentemente desocupadas, que son propiedad de entidades financieras y de otras grandes empresas». Constando de cuatro puntos, que debían votarse a petición del representante de IU Diego Santos-Olmo en un conjunto, no consiguió la aprobación de la mayoría de los miembros del pleno, ya que fue rechazada con 14 votos en contra, 2 a favor y 1 abstención. La delegada Carmen Ríos afirmó que «es una lacra y estamos de acuerdo, pero no entra en nuestro ámbito de competencia», por lo que sugirió al Grupo de Izquierda Unida que lo llevara al pleno del Ayuntamiento de Sevilla». «Una asociación vecinal propuso que se trataran temas relativos al distrito en las juntas municipales y se aprobó. Y este tema en concreto no es un tema de junta municipal de distrito», concluyó Ríos.