Las obras en vías urbanas han sido las intervenciones más importantes «por cuestión de seguridad». Se ha hecho una reurbanización integral en la calle Montecarmelo, en el tramo comprendido entre Virgen de Consolación y Virgen de Regla, y en la calle Virgen del Valle, entre Virgen de la Victoria y Niebla.

La calle Virgen de Setefilla también está siendo objeto de una actuación integral. Actualmente se está trabajando en el Paseo Remeros de Sevilla, que mejorará su aspecto y se llevará a cabo la creación de un espacio para aparcamiento en cordón. Además, se va a instalar nueva iluminación, arbolado, acerados, un sistema de recogida de aguas pluviales y un acceso directo al puente de Las Delicias.