Un año más, la venerada imagen de la Inmaculada Concepción del colegio San José de los Sagrados Corazones, los Padres Blancos, realizó en la jornada de ayer domingo, 8 de diciembre, su salida procesional por las calles del barrio de Los Remedios. «La procesión, es el broche a las Fiestas de la Inmaculada, patrona de este colegio del distrito», ha detallado la delegada, Carmen Ríos. Una procesión que comienza a afianzarse en la mañana del 8 de diciembre, desde que efectuara su salida, por primera vez, en el año 2008 hacia la Catedral, donde presidiría su vigilia.

La inmaculada de los Padres BlancosMás de 300 niños con cirio, pertenecientes al propio colegio, acompañaron a la imagen mariana por las calles del barrio, con gran presencia de fieles y devotos alrededor de la comitiva. «Las calles de Los Remedios se volvieron a llenar de niños y niñas acompañados en muchos casos por sus padres, tíos, abuelos o hermanos», ha añadido Ríos.

En esta ocasión, la hermandad de Las Cigarreras, quiso participar en esta procesión con una representación encabezada por el Hermano Mayor, Claudio Espejo, y formada por el Estandarte y varas, así como el Banderín del Grupo.

Asimismo, en la presidencia, además del director del centro educativo y el hermano mayor de Las Cigarreras, se situó la delegada del distrito Los Remedios, Carmen Ríos. «Es un orgullo poder participar cada año en esta procesión y ser partícipe de la devoción tan inmensa que todos los niños y niñas de este colegio tienen hacia la Inmaculada», ha comentado la delegada del distrito Los Remedios, Carmen Ríos.

El acompañamiento musical estuvo a cargo de la Banda de Música María Stma. de la Victoria, las Cigarreras, sustituyendo a la anterior formación musical, la Banda del Sol.