La delegada del Distrito Los Remedios, Carmen Ríos, se ha reunido con dos representantes de la Asociación Madre Coraje Sevilla para intercambiar información y profundizar sobre el ámbito de actuación de la organización.

Esta reunión ha sido una primera toma de contacto entre la delegada y los miembros de la asociación, en la que éstos pusieron de manifiesto las necesidades que tienen en la actualidad. Una de sus peticiones más importantes es conseguir poner en marcha la exposición ‘Reciclando Solidaridad’, una muestra fotográfica itinerante sobre la importancia y el valor del reciclaje.

La Delegación de Sevilla de Madre Coraje, a través de la labor de sus 344 voluntarios, realiza acciones de ayuda humanitaria, proyectos de desarrollo y labores de reciclaje de aceite comestible usado, ropa, juguetes, tóner, libros y material escolar, medicamentos, aparatos electrónicos de tamaño reducido, material de escritura inservible (rotuladores, bolígrafos…), pilas, móviles, entre otras muchas cosas. “Enviamos a Perú todo aquello que es allí necesario y que aquí en muchos casos acabaría en la basura pero también enviamos los fondos económicos obtenidos por la venta de cartuchos de tinta usados, radiografías, móviles, ropa…y que en muchos casos son altamente contaminantes si no se tratan correctamente”, ha explicado María José Herrera, una de las voluntarias, y ha añadido que “básicamente Madre Coraje está basada en el reciclaje y en el voluntariado. Ambos son los dos valores de marca de nuestra entidad”.

Por otro lado, también se han abordado en esta reunión, entre otros temas, diferentes aspectos relacionados con el Mercadillo Permanente Solidario que la asociación tiene abierto al público, desde hace algo más de un año, en la calle Niebla, número 34. «Proyecto que se pudo llevar a cabo gracias al apoyo desinteresado de una vecina del barrio», ha recalcado Herrera.

Ropa, bisutería, juguetes, libros, son algunos de los artículos que se pueden encontrar en esta tienda de segunda mano a un precio bastante económico. Además, los beneficios que se recaudan con esta actividad se destinan a mejorar las condiciones de vida de los colectivos más desfavorecidos. Por un lado, continúan con los diversos proyectos que la ONG tiene en marcha en Perú. Y por otro, debido a la crisis y a sus consecuencias sociales, han empezado a trabajar con diferentes caterings sociales de la ciudad.

Por último, la delegada Carmen Ríos le ha transmitido a la asociación su «absoluto apoyo» y «su voluntad firme» para trabajar de manera conjunta en cualquier iniciativa que quieran llevar a término en Los Remedios. «Aplaudo poder contar con asociaciones que se preocupan y se interesan por los problemas de la gente de nuestro barrio», ha apostillado Ríos.