Para evitar que los naranjos nuevos sean dañados por los vehículos, el Distrito Los Remedios ha procedido a la colación de 49 protectores de árboles, en varias calles del barrio. «Pensando en proteger todos los alcorques que el año pasado fueron repoblados, se ha procedido a la instalación de estos innovadores protectores», ha apuntado Carmen Ríos.

En concreto, en la calle Virgen de Consolación se han colocado 11 protectores, en la calle Virgen de Regla, entre la Calle Monte Carmelo y la calle Asunción, se han instalado 7, un total de 11 en la calle Virgen de la Victoria, 10 protectores en la calle Virgen de Loreto, entre la calle Arcos y la calle Monte Carmelo, y otros 10 en la calle Niebla.

La delegada del distrito Los Remedios, Carmen Ríos, ha explicado que «con la colocación de estos protectores metálicos que van anclados al suelo no sólo se evitan los impactos negativos que se generan con los coches, sino que además también se contribuye a impedir que crezcan torcidos cuando aún hay tiempo de corregirlos», y ha añadido que «el seguimiento del arbolado es una prioridad para este equipo de gobierno y, con este tipo de medidas, evitamos que ninguno se venga abajo». «El naranjo y el ciruelo japonés es una seña de identidad de nuestro barrio y tenemos que velar por mantenerlos», ha apostillado Ríos.