El portavoz del gobierno municipal y delegado del Distrito Triana, Curro Pérez, ha señalado hoy que al candidato socialista, Juan Espadas, «ha debido costarle mucho encontrar una crítica sobre Triana si ha acabado hablando de turismo» , ya que ha recordado que «el turismo ha sido estandarte del motor económico de la ciudad durante este mandato» .

«Al señor Espadas se le ha visto muy forzado» , ha considerado Pérez, quien ha puesto de manifiesto la «torpeza»  del candidato al elegir «precisamente el turismo, cuando las cifras han batido récord históricos en la capital hispalense» .

Asimismo, ha destacado que «la marca Triana se ha consolidado paralelamente al avance imparable de la marca Sevilla»  y ha concretado que «nunca antes se habían visto como ahora grupos organizados visitando calles e iglesias de Triana, puede preguntarle a los comerciantes y hosteleros, antes ni siquiera paraban los autobuses turísticos».

En este sentido, el delegado del Distrito ha precisado que se han incorporado los templos de Triana en los circuitos turísticos, se va a cambiar toda la señalética turística y se está elaborando una guía de comercio tradicional.

«Hemos dado un gran empuje a las tradiciones trianeras, como es el caso de la Velá, que ya tiene incluso su propia ordenanza, se han traído a Triana actuaciones de alto nivel con motivo de la Bienal de Flamenco y se ha impulsado con exposiciones con gran éxito de visitantes el Castillo de San Jorge, espacio que el 90% de los trianeros reconocía no haber visitado jamás» , ha detallado Curro Pérez.

Concretamente, el Castillo de San Jorge ha acogido la primera exposición sobre la Velá de Santa Ana, con más de 6.000 visitas, a la que han seguido a de Juan Belmonte, con 11.000, y la de Juan Borrero, que ha alcanzado las 17.000 visitas.

«Le pondré otro ejemplo de la diferencia entre PSOE y nosotros: la Cabalgata de Reyes costó 140.000 euros en 2010, mientras que este año con un presupuesto de 25.000 euros ha sido récord de participación y público» , ha añadido.

Con respecto a la calle Betis, ha aclarado que «los vecinos no tenían tarjetas de residentes para autorizar el paso a sus aparcamientos, era obligación de este gobierno facilitarles el acceso a sus viviendas».