El distrito Los Remedios continúa realizando «obras de mejora» para el barrio. Es lo que se desprende de la última Junta Municipal de Distrito correspondiente al mes de abril. La delegada del distrito Los Remedios, Carmen Ríos, informó de las diversas actuaciones que se han llevado a cabo en el barrio en las últimas semanas. Así, según Ríos, y tras haberse solicitado en Junta Municipal, «actualmente se está procediendo al acondicionamiento y rebaje del paso excesivamente empinado situado en la avenida de República Argentina esquina con la calle Virgen de Setefilla».

Asimismo, en temas relacionados con urbanismo, la delegada apuntó que «con fecha de 23 de marzo se aprobó el inicio de expediente de contratación de las obras del proyecto de pavimentación, acerado y construcción de carril-bici en la calle Costillares y la adaptación del acceso peatonal al I.E.S. Carlos Haya por la avenida Juan Pablo II». Y es que la barriada de Tablada ha sido, a petición de los vecinos, objeto de mejoras en lo que al tráfico se refiere. En una propuesta presentada en la sesión plenaria del pasado mes de octubre, el portavoz de la Asociación de Vecinos de la barriada de Tablada, Juan Antonio Pérez Vicente, solicitaba «en la semi rotonda de la confluencia de la calle Alfonso de Orleáns y Borbón con la avenida Juan Pablo II, que se sustituyan las señales de ceda el paso, que apenas son respetadas, por semáforos, para que mejore la circulación en esa zona tan conflictiva». Por ello, tal y como declaró Carmen Ríos, «desde el pasado 18 de marzo está en funcionamiento un nuevo elemento semafórico». No obstante, Juan Antonio Pérez Vicente señaló, tras agradecer a la Junta Municipal del Distrito Los Remedios que instara a su colocación, que «el semáforo no se respeta».

Por otra parte, el servicio 072 REUR «Respuesta Urbana» ha llevado a cabo en las últimas semanas 453 actuaciones en el distrito Los Remedios como limpieza y desbrozado de alcorques, reparación de trozos de acerado de pequeñas dimensiones, bacheo de socavones profundos en calzada, retirada de ramas caídas de grandes dimensiones o señalización de resaltes o socavones profundos en carril-bici que supongan peligro, entre otras.

En cuanto a seguridad, la delegada Carmen Ríos explicó que «el pasado 9 de marzo se procedió por parte de la Policía Local al cierre de la discoteca Rumore situada en la calle Virgen del Refugio, tras las reiteradas denuncias, tanto vecinales como por parte del distrito, y al comprobar que este local tenía el suministro eléctrico conectado directamente al alumbrado público enganchado, y que incluso se habían visto saltar chispas en esa conexión. Además del precinto por motivos de seguridad, también se instruyeron por parte de la Policía Local diligencias contra esta discoteca por el presunto fraude con el fluido eléctrico».