El portavoz del Grupo Socialista en el Ayuntamiento de Sevilla, Juan Espadas, y el concejal Joaquín Díaz han acudido a conocer el estado en el que Emasesa desarrolla las obras en el subsuelo de la calle Virgen del Valle «ante las quejas vecinales y de comerciantes por la información contradictoria que ofreció el distrito y por las consecuencias que tienen para los negocios y para los propios vecinos a los que se les ha cegado el acceso a más de 200 plazas de garaje sin alternativa posible».

Ante esto, el PSOE explica que los vecinos reclaman además conocer los planes de seguridad tanto de la obra como ante potenciales evacuaciones de emergencia, dado que los trabajos se desarrollan con maquinaria pesada «a muy poca distancia de los bloques de vivienda y del estrecho paso habilitado para peatones separado sólo por una malla de obra».

Según añade, Espadas y los vecinos entienden que son obras «necesarias» para mejorar las canalizaciones en el barrio, pero «debería haberse hecho desde el distrito y desde Emasesa un trabajo previo más serio de información a fin de evitar el desconcierto producido por un primer anuncio de obras al que sucedió un anuncio del propio distrito de paralización para, sin capacidad de reacción días después, volver a anunciar que se comenzaban de manera inmediata».

«No es necesario pillar con el pie cambiado a vecinos y comerciantes, quienes preferían una intervención menos agresiva y por tramos, y mucho menos en una obra de envergadura en vía pública que genera molestias y ruidos, que se alargará en el tiempo y que podrían haberse programado con antelación suficiente», agrega, tras exigir conocer los planes de seguridad en las obras de Virgen del Valle y pedir coordinación con los vecinos y comercios.

En este sentido, el socialista señala que «Zoido no aprende de sus errores». «La falta de trabajo con los vecinos y la descoordinación en obras es la constante de sus tres años, tal y como también hemos denunciado en la calle San Luis. Criticó hasta la saciedad que esto cuando estaba en la oposición y ahora que es alcalde no escucha a nadie», insiste.

Por ello, Espadas vuelve a reclamar que se redacte la ordenanza de coordinación de obras con comerciantes que se aprobó en septiembre de 2011, a propuesta del PSOE, y que buscaba crear protocolos de obligado cumplimiento para minimizar el impacto negativo que las intervención de mejora en vía pública pueden tener para los negocios, planteando incluso medidas correctoras y compensatorias o la agilización de las licencias de reforma en los locales ubicados en zonas afectadas para que se pudieran realizar a la vez.

«Pese a que se aprobó por unanimidad y pese a la insistencia del PSOE, Zoido no ha dado curso a una ordenanza en beneficio de vecinos y comerciantes, y que tan sólo conllevaría por parte del Ayuntamiento el esfuerzo de tener que coordinarse mejor. Quedan diez meses para que expire el mandato de Zoido, ya no da tiempo, por lo que esta ordenanza la impulsaremos y pondremos en marcha en el próximo Ayuntamiento», concluye Espadas.