Una de las propuestas presentadas por el Grupo PSOE en la Junta Municipal del Distrito Los Remedios, celebrada este jueves, ha generado un amplio debate entre los miembros presentes en la sesión plenaria. El portavoz socialista Ángel Luis Sánchez alegaba en la moción que «en el PERI TR 6 (Feria) se establece diversos equipamientos de zonas verdes, educativos y deportivos, con una superficie para éste último de más de 2.600 metros. En la zona de Nueva Tablada se ha inaugurado un parque infantil pero la parcela colindante, dedicada al equipamiento deportivo, está en un estado de abandono y cubierta de vegetación».

Por ello, Sánchez proponía «el establecimiento del equipamiento deportivo correpondiente a los espacios señalados en el citado Plan TR6», paliando así la escasez de zonas deportivas en el Distrito. Sin embargo, según explicó la delegada del Distrito Los Remedios, Carmen Ríos, y tras consultar el PGOU vigente, «en esa parcela se encuentra actualmente la Venta Pilín. Fue expropiada en el año 2006, pero sólo se tomó posesión de 400 metros, en la calle Hispano Aviación. Hasta la carretera de la Esclusa es zona verde y no se puede construir. Y donde debería ir ubicada la zona deportiva, está aún ocupada por una edificación».

Según explicaban desde la dirección del Distrito, «los propietarios fueron indemnizados cuando se realizó la expropiación, pero ocho años más tarde continúan allí en precario, sin pagar un canon de uso, con lo cual, habría que instar al Instituto Municipal de Deportes para el desalojo de la parcela, porque no se puede demoler».

Sin embargo, el Grupo Socialista argumentaba que «el fin es la instalación deportiva, no el desalojo». El representante de la AMPA del Colegio Santa Ana intervino para declarar que «se ha puesto de manifiesto esta situación ahora, que antes todos desconocíamos, y habrá que aclarar lo que ocurre. El Distrito Los Remedios se ha visto perjudicado y hay una deficiencia en esas instalaciones deportivas. En las próximas juntas debería aclararse esta cuestión».

Algunos de los miembros presentes tacharon incluso la proposición socialista de «capciosa». Otros sugirieron al portavoz del PSOE modificar la propuesta para matizar que se instara al IMD. Sin embargo, cuando Sánchez se decidió a realizar la «transacción», ya había comenzado la votación, con lo cual no pudo efectuarse. Finalmente, la «polémica» propuesta fue rechazada.

Las otras mociones presentadas en el pleno, tanto por IU como por PSOE, sí fueron aprobadas por unanimidad. El PSOE proponía «el estudio y establecimiento de acciones y medidas para reducir la alta siniestralidad», mientras que IU solicitaba el apoyo del Ayuntamiento para «los actos en comemoración del 21 de marzo, día contra la xenofobia y el racismo».