En la Comisión Ejecutiva de Lipasam, celebrada esta mañana, se ha aprobado la adjudicación de la empresa responsable de implantar los contenedores para la recogida selectiva de textiles en la ciudad de Sevilla y llevar a cabo la posterior gestión de la ropa usada. La empresa adjudicataria es UTE Sevilla Textil, quien se encargará de instalar los contenedores y poner en marcha el nuevo servicio.

Los nuevos contenedores se ubicarán tanto en la vía pública, como en el interior de distintas instalaciones municipales, como los distritos, Centros Cívicos, Centros Deportivos o los cuatro Puntos Limpios que Lipasam mantiene en funcionamiento en Sevilla, para facilitar al máximo la recogida de la ropa usada.

Los contenedores deberán estar fabricados en chapa de acero galvanizado o inoxidable, con acabado en pintura ignífuga, y acabados que proporcionen una elevada resistencia e inalterabilidad frente a impactos, vandalismo, fuego y corrosión.

De acuerdo con lo establecido en el Pliego de Condiciones, la empresa adjudicataria realizará una aportación económica anual, que se revertirá entre otros aspectos, en la realización de campañas de mentalización, fines sociales y acciones benéficas.

Mejoras en Recogida Neumática

Además, en la Comisión Ejecutiva se ha aprobado la instalación de nuevas bocas de vertido en los buzones para Recogida Neumática de Residuos instalados en la zona norte de la ciudad, con el objetivo de facilitar el uso de los citados buzones y disminuir los desbordamientos. Esta iniciativa posibilitará la sustitución de las más de 1.000 bocas de vertido existentes en Sevilla, y lleva implícita una inversión de 1.180.000 euros.

Las nuevas bocas cuentan con un buzón rotativo de tipo panera, similar al que se usa en contenedores soterrados, que facilita el depósito de los residuos. Con una sola mano se puede abrir la compuerta y depositar los residuos de forma vertical, para posteriormente cerrarla sin ningún tipo de dificultad. Además, el habitáculo es de mayor tamaño, por lo que caben bolsas de mayor tamaño, requisito que evitará por otra parte que se dejen en el suelo.

No obstante, para que este sistema funcione correctamente y ofrezca a los ciudadanos un servicio de calidad, es fundamental contar con la colaboración de todos los residentes. Estas iniciativas forman parte de un conjunto de medidas que Lipasam está aplicando, con el objetivo de mejorar notablemente la imagen de la ciudad, y la calidad de los servicios que presta, además de incrementar la productividad y la sostenibilidad, conteniendo a la vez el gasto.

Por otra parte, la empresa mantiene una situación económica saneada, con ausencia prácticamente de deudas, pese a las inversiones realizadas, y a la reducción de las transferencias municipales, cifrada en torno a los 60 millones de euros en los últimos tres años.

El nuevo modelo de Limpieza Viaria, con una amplia renovación de la flota de vehículos, unido a un significativo aumento de la mecanización y una apuesta firme por la incorporación del vehículo eléctrico, junto a la incorporación de nuevos modelos de contenedores, y el fomento de la recogida selectiva de residuos con la creación de las «Islas Ecológicas», entre otras medidas, son un claro exponente del compromiso de Lipasam con los ciudadanos para conseguir una Sevilla más limpia y sostenible.