La empresa municipal de limpieza, Lipasam, ha creado, por primera vez en su historia, un dispositivo de refuerzo para limpiezas urgentes que empezará su servicio a las 23.00 horas del día 31 de diciembre y terminará a las 6.30 horas del día 1 de enero, hora en la que comenzarán los tratamientos habituales del turno de mañana. Con esta medida se garantiza servicio de limpieza a la ciudad durante las 24 horas del último día del año.

Dicho equipo se encargará de la limpieza de la Plaza de San Francisco, una vez se dispersen los asistentes a las tradicionales doce campanadas, y de realizar actuaciones que requieran limpiezas urgentes en toda la ciudad.

El equipo lo formarán 8 operarios de limpieza, 2 vehículos de intervención rápida y 1 barredora, con la supervisión de un encargado.