El Distrito Los Remedios, a través de empresa municipal de limpieza (Lipasam), ha procedido a la colocación de nuevas placas de prohibición de excrementos caninos en la vía pública, advirtiendo de la sanción que puede acarrear la no recogida, incumpliendo la vigente Ordenanza de Limpieza Pública y Gestión de Residuos.

«Concretamente se han instalado tres placas en los Jardines de Manuel Ferrand y una céntrica en los Jardines de Manuel Arellano», ha explicado, la delegada del distrito Los Remedios, Carmen Ríos.

Asimismo, estas nuevas placas contra los excrementos caninos han sido colocadas a petición de los vecinos de las calles Virgen de la Antigua, Virgen de la Cinta y Fernando IV, tras una reunión mantenida el pasado mes de octubre con la delegada del distrito Los Remedios y el gerente de Lipasam, en la que abordaron la problemática de las heces caninas, asunto que más malestar causa en esta zona de Los Remedios.

Además, por petición expresa de la delegada del distrito se ha puesto especial hincapié en las zonas de juegos infantiles existentes dentro de estos dos jardines del distrito. Ríos ha comunicado que «desde el distrito se va a seguir trabajando para sensibilizar a los dueños de animales de compañía de la necesidad de cumplir sus obligaciones para mantener la ciudad más limpia y saludable», y ha recordado que «se viene observado un descenso en el número de excrementos abandonados en las calles del barrio, gracias a la excelente labor que a diario realiza Lipasam junto con Policía Local».

Esta acción se suma a las ya existentes, como el servicio gratuito de entrega de bolsas biodegradables en la sede del distrito, para concienciar a los vecinos de que las heces caninas depositadas en la vía pública, además de dificultar la limpieza de calles y espacios públicos, son causa de constantes quejas por parte de los vecinos