El Distrito Los Remedios ha comenzado a podar los naranjos de la calle Virgen del Valle, lo que ha supuesto un «verdadero alivio» para los vecinos, ya que en ciertos casos alcanzaban la proximidad de sus viviendas.

Esta poda se lleva a cabo a través del contrato de conservación firmado con el Servicio de Parques y Jardines con el fin de adecuar la arboleda que necesita un mantenimiento continuado en determinadas especies como son los naranjos.

La poda está consistiendo en el aclarado del ramaje más cercano a las viviendas, así como el más próximo a la calzada, también se está procediendo a la eliminación de las ramas cercanas al suelo para que el fruto no quede cerca del acerado y de este modo mantener limpia la calle. En este proceso también se eliminan las ramas secas, enfermas o rotas. El aclarado del centro del árbol se hace a través de la supresión de las ramas más finas.