Los vecinos de la calle José Sánchez Rodríguez, ubicada entre Santa Fe y Virgen de Aguas Santas, piden «a gritos» el asfaltado de la vía. Según apuntan, «no se recuerda la última vez que echaron alquitrán, y ésta es zona de paso de mucha gente mayor para ir al supermercado o al Centro Cívico el Tejar del Mellizo, sobre todo aquí en Los Remedios, donde la mayor parte de la población supera los 70 años».  Así, los residentes de las zonas colindantes expresan su malestar con el estado que presenta el pavimento desde tiempos inmemoriales y que, según afirman, nadie hace nada por arreglarlo. «Está llena de baches, si alquitranaran la calle las máquinas se encargarían de nivelarla. Y en las aceras algunas losetas se han levantado a pesar de haberlas colocado recientemente», sostienen.

Amalia, aunque ya no vive en Los Remedios, visita cada día el barrio para ver a su madre, quien reside en Santa Fe. «El mal estado de las vías es notable, tengo fotos, y en estas calles hace décadas que no se hace nada», apunta. Su madre tiene 88 años y ya ha sufrido alguna que otra caída a causa del pavimento. «Hay zonas que están impracticables, a veces no puede ni acceder a la calzada para coger un taxi, todo son agujeros y socavones», explica Amalia.

Pero el peligro aumenta con la lluvia, ya que estos agujeros se convierten en charcos que pueden jugar una mala pasada si se desconoce la profundidad que pueden llegar a alcanzar. Amalia advierte de la inseguridad y el riesgo que corren no solo los vecinos, sino cualquier viandante. «La calle José Sánchez Rodríguez es una zona de paso, pasan muchos niños y personas mayores, hay garajes que dan servicio a tres bloques de Santa Fe y un supermercado, y los vecinos tenemos que pasar por ahí, no salimos en un helicóptero por la azotea».

Está cansada de las promesas que caen en saco roto. «No quiero que tomen nota, quiero que asfalten aquello. Y cuando lo hagan, que sea duradero y permanente, no que echen una capa de asfalto y pongan tres losetas y a los tres días todo esté de nuevo levantado», sentencia esta vecina. Al mismo tiempo, lamenta que «al final tiene que pasar algo malo para que se tomen medidas».

Fuentes del Ayuntamiento de Sevilla apuntan que la delegada del Distrito Los Remedios, Carmen Ríos, visitó ayer mismo la zona para comprobar in situ el estado de la calzada. Desde el Consistorio apuntan que se ha tomado nota y notificado para dar aviso y que se arreglen, aunque afirman que las aceras presentan buen estado y, aunque es zona de paso, no existen portales de viviendas en esta calle. Aseguran que el asfaltado se irá acometiendo poco a poco, no sólo en esta vía, sino además en otras colindantes y que también son necesarias. De momento, no hay fecha prevista para estas actuaciones aunque el Ayuntamiento sostiene que se han programado.