«Voy a la peluquería a cortarme al pelo» bien podría sustituirse hoy día por «voy a la peluquería a relajarme». Al menos, en la peluquería de Luis Ramos & Equipo, ubicada en Virgen del Valle número 65. Un lugar donde el tiempo se detiene para adentrarnos en el «paraíso del relax». Y es que este centro ofrece a sus clientes una variada oferta en cuanto a servicios de estética y belleza, siempre a la vanguardia y en un ambiente distendido.

La amplia trayectoria de Luis Ramos en este sector, concretamente desde los 14 años de edad, le llevó a montar su propio negocio hace 18 años. Y su progresión ha sido imparable. Amplió salón y equipo. «De 5 personas, debido a la demanda de los servicios, hemos pasado a ser 13 personas en total», explica. Para Ramos, el equipo es parte fundamental del centro, de ahí que también lo destaque como marca de su local. «Me gusta mucho trabajar en equipo, confío en los profesionales», aunque eso sí, él personalmente sigue atendiendo a la clientela y no abandona las tijeras. «Es que tiene que ser así. Hay quienes forman un equipo y lo dirigen desde la recepción, pero esta profesión no se merece a ese tipo de profesionales», apunta.

Desde septiembre de 2011 su peluquería tiene un valor añadido para el mundo de la moda y de la belleza: la estética y el spa. «El spa en España está vinculado a zonas de agua, cuando realmente el concepto es un servicio de cuidado al cuerpo y no necesariamente con agua», afirma. Así, una vez «actualizado tras la demanda que hay en la calle», éste es el complemento perfecto en todos los servicios que ofrecen. Por ejemplo, una ocasión especial como es una boda. «Somos un salón de referencia en bodas y contamos con personal muy cualificado. Entre nuestros servicios, contamos con un pack en la zona spa que incluye una serie de tratamientos de preparación el día antes de la boda». Todo un oasis para aplacar los nervios previos al gran día.

Para cada tratamiento, Luis Ramos & Equipo cuenta con una estancia concreta. Entre sus ofertas más destacables, se encuentra la pedicura. «Tiene unos beneficios muy buenos para las piernas. Utilizamos los pies muchas horas al día y les damos poca importancia», explica. Además, los «rituales faciales y corporales, el esmalte permanente Shelluc para tener las uñas intactas durante 15 ó 20 días, la aplicación de corriente galvánica para tersar las zonas flácidas de la piel o la presoterapia, para reactivar el sistema circulatorio y linfático». En cuanto a peluquería, también va más allá de lo tradicional. «Son muy novedosas las extensiones de pestañas, el ácido hialurónico para rejuvenecer el cabello, el tratamiento antifrizz, las mechas californianas o el flequillo postizo», continúa. En definitiva, multitud de innovadoras propuestas y servicios donde elegir en función de gustos y necesidades. Porque según reza el lema de Luis Ramos & Equipo, «la belleza es un privilegio, hagamos que sea de todos».