Más de 700 alumnos de primaria del colegio San José SS.CC. (Padres Blancos) han celebrado este año el Día Escolar de la Paz y la No Violencia con un acto que ha tenido como escenario el solar de la calle Virgen de la Antigua. «Los escolares han abandonado por una hora sus aulas para conmemorar una fecha que recuerda el valor de la educación como garante de la tolerancia, la solidaridad y el respeto a los derechos humanos», ha señalado la delegada del Distrito Los Remedios, Carmen Ríos.

En concreto, la celebración ha consistido en la lectura de un manifiesto donde los alumnos de los Padres Blancos han querido recordar la importancia del trato correcto y el respeto a las personas más cercanas, «esas personas que cada día comparten con nosotros algo más que un espacio en clase». Además, han exclamado una serie de sueños tales como, «la llegada de un día en el que al levantar la vista todos veamos un mundo nuevo que ponga solidaridad y libertad».

Por último, de manera simbólica se han puesto en libertad una decena de palomas blancas y se han soltado al cielo un centenar de globos de helio que contenían mensajes de paz para repartir por el mundo.

Con esta iniciativa se ha querido transmitir que el amor es mejor que el egoísmo, la no-violencia es mejor que la violencia y la paz mejor que la guerra y mostrar también, la importancia del respeto, la tolerancia y un sinfín de virtudes que posee el ser humano y que deben de ser llevadas a la práctica cada día.